4 julio 2011 Noticias, Opinión, Taquilla

El fin de semana del cuatro de julio, el Día de la Independencia, en la taquilla estadounidense siempre es uno muy importante para las productoras. Este año, Paramount lanzaba en miércoles la tercera entrega de Transformers y, aunque no haya superado lo logrado con la segunda entrega, ha sobrepasado ampliamente los 160 millones de dólares en sus primeros cinco días, lo que siempre es motivo de alegría para sus responsables. En la otra cara de la moneda, Universal estrenaba Larry Crowne con dos pesos pesados como Tom Hanks (también director y guionista) y Julia Roberts, que se queda en unos ínfimos 13 millones. Una enorme traspiés para el currículum de todos los envueltos, y un proyecto que ya podría ser el undécimo de la lista que presentamos a continuación.

A solo mediados de año, la cinta se une a un buen saco de fracasos que incluye grandes superproducciones con estrellas de renombre y otras con menos expectativas. No queremos hacer sangre pero éstos son, hasta ahora, los 10 castañazos más sonados de 2011.

Marte necesita madres

Torpemente publicitada y con un reparto motion-capture sin caras conocidas, esta aventura intergaláctica de Disney se ha convertido en una de los más caros agujeros de dinero de la historia del cine. Los 21,4 millones de dólares estadounidenses y los 17,6 del resto del mundo dan para cubrir poco más de un cuarto de los 150 gastados en la creación de la cinta. Desde este batacazo, Disney se ha despedido de la compañía de Robert Zemeckis y de todos sus proyectos, que tras varias pruebas con la tecnología se preparaba para hacer una versión de Yellow Submarine en 3D. Del director Simon Wells nadie quiere saber nada, aunque recientemente ha sido invitado a entrar en la Academia de Hollywood. No tenemos claro que suya sea toda la responsabilidad, pero será difícil verle trabajar de nuevo ya que su bagaje anterior no es tan laureado como el del director de Regreso al Futuro.

Caballeros, Princesas y otras bestias (Your Highness)

Tenía a una reciente ganadora al Oscar en una secuencia que había dado mucho que hablar, tenía a uno de los actores más ocupados del momento y a uno de los cómicos de moda, y contaba con un concepto aparentemente divertido cuyo humor había funcionado en sus tráilers, uniendo el estilo de Dos Colgados Muy Fumados con la fantasía épica. Nada sirvió para triunfar en la taquilla. Your Highness no ha logrado superar los 21 millones de dólares (tres más al sumarle los del resto del mundo), pese a su alto coste de 50 millones (las comedias, por lo general salen baratas). Las esperanzas resultaron demasiado altas.

Arthur

Para la carrera Russell Brand, el devenir monetario de Arthur era clave. Su rostro es sobradamente conocido en Hollywood, pero con este remake podía pasar de ser el secundario graciosete a un ‘leading-man’ triunfador. La operación salió mal. Solo alcanzó los 33 millones de dólares en su acumulado doméstico, y sacó una clara conclusión: El público no está tan interesado por el cómico irreverente y marido de Katy Perry como pudiera parecer. Ni siquiera en su Reino Unido natal pudo triunfar, y su taquilla internacional no ha superado ni los 12 millones. Bienvenido al club de John Cleese, Simon Pegg y tantos otros británicos a los que la meca del cine solo abraza como secundarios.

El Castor

Jodie Foster y su The Beaver corrieron una carrera de fondo para llegar hasta las salas de cine. Tras la ofensiva perorata telefónica de Mel Gibson a su esposa, ninguna productora quería comprar lo último del actor (ni aunque tuviera a la muy de moda Jennifer Lawrence entre su reparto) y cancelaron todos sus proyectos futuros. Sin que sirva de precedente, los productores podían tener razón. Aún con la polémica y publicidad a su alrededor, la película, que fue lanzada de manera limitada para probar las aguas, no llegó ni tan siquiera a recaudar un millón de dólares y nadie se atrevió a ampliar el número de salas. Nada podrá hacer recuperar los 20 millones gastados y parece que Gibson estará un tiempo sin trabajar. No obstante, nos alegramos de que la directora y protagonista ya tenga en la lanzadera varios proyectos interesantes como el Carnage de Roman Polanski o el Elysium de Neill Blomkamp.

Prom

Además de una nueva película de instituto innecesaria, esta cinta fue la primera en recibir luz verde desde que Rich Ross llegó al puesto de presidente de Disney. Con 10,1 millones de dólares recolectados, Prom tiene el dudoso honor de ser la película de estudio que menos ha recaudado del año. Esta historia llena de caras desconocidas solo se salva por sus ínfimos ocho millones de coste.

Green Lantern

En un verano empachado por supertipos, a DC y Green Lantern les ha tocado jugar con la baraja perdedora. En EEUU acaba de superar la barrera de los 100 millones tras tres semanas en cartelera, y la taquilla internacional no está siendo demasiado notable, solo sumando 33 más. Las malas críticas y unos primeros tráilers que no convencían a nadie, no han ayudado. Warner, sin embargo, ya planea una secuela. Nos lo creeremos cuando volvamos a ver a Ryan Reynolds con su verdoso traje en una pantalla de cine.

Judy Moody and the Not Bummer Summer

Siguiendo el éxito de las adaptaciones de los libros de El Diario de Greg, Relativity Media lanzó la adaptación de este best-seller infantil sin demasiada suerte. La franquicia se queda en agua de borrajas ante los 13 millones de dólares conseguido en la taquilla doméstica hasta el momento.

El sicario de Dios

Otra novela gráfica adaptada sin mucho éxito, por mucho que se metan vampiros en la ecuación. La película más cara en la historia de la productora independiente Screen Gems, de 60 millones de dólares, no ha alcanzado los 30 en la taquilla estadounidense, y eso no lo pueden arreglar ni los aceptables 46 millones logrados a lo largo del globo. Su estreno hizo olernos que el 3D no es la panacea que algunos presagiaban.

Sucker Punch

Si un film ha tenido un funcionamiento decepcionante, ese es el último de Zack Snyder, una locura de acción femenina cuyo recibimiento crítico fue tibio y su fuerza en taquilla desastrosa. Desde 300, la particular estética de este amante de las adaptaciones comiqueras no ha calado con la audiencia. Watchmen fue uno de los fracasos de 2009, Ga’Hoole no funcionó como debería y Sucker Punch solo ha llegado hasta lo 36 millones de dólares en EEUU. Aún así, Warner mantiene su confianza y le ha nombrado encargado de relanzar la franquicia de Superman. ¿Se recuperará o seguirá gafado? Lo que haga con el héroe roji-azul marcará su futuro.

Hoodwinked Too! Hood vs. Evil

La increíble pero cierta historia de Caperucita Roja fue un sleeper mundial hecho con dos duros. Su segunda parte, no tanto. Una promoción nula la ha llevado a pasar sin pena ni gloria por la taquilla en su país de origen, donde ha llegado timídamente a los 10 millones. Parece que no habrá tercera aventura para esta heroína.

Vía | The Hollywood Reporter

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 julio 2011
  2. Los peores fracasos del cine en el 2011 19 julio 2011
  3. Mel Gibson narrará la historia del héroe judío Judas Macabeo, paradojas de la vida 9 septiembre 2011
  4. El Rey León (en 3D) vuelve a coronar la taquilla estadounidense, casi veinte años después 19 septiembre 2011
  5. Flight de Robert Zemeckis despega con Denzel Washington, Melissa Leo y Don Cheadle 1 octubre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *