22 noviembre 2009 Acción, Ciencia-Ficción, Críticas, Opinión

191333201.jpg

Que nadie espere benevolencia por mi parte hacia Roland Emmerich, no puedo contar las oportunidades que le he dado a este director, y siempre vuelvo al mismo punto. Vuelvo a caer en el engaño de los datos de recaudación, la lógica es simple: si ha arrasado el fin de semana en toda la taquilla mundial, es que la ha visto mucha gente, ergo tantas personas no pueden estar equivocadas. Enésima que me llevo en la frente. Este señor me asombró con Stargate, me impresionó con el colapso mundial de Independence Day (si quitamos los chistes fáciles de Will Smith) e incluso disfruté con su Soldado Universal. Pero en aquellos tiempos tenía 11 o 12 años, así que tres cataclismos después empiezo a estar muy cansado.

Puedes tener presupuesto indefinido para destruir medio planeta y que parezca real, puedes contratar un reparto medio decente, incluso te puedes gastar más en publicidad que en producir la película, pero no puedes pretender que con un guión de dos páginas la gente vuelva al cine la semana siguiente. No quiero repetirme, pero es el guión más vacío y con más presupuesto que habré visto jamás. No sé, esperaba algo más de lo que vi en el tráiler, no se puede construir una película a base de resquebrajamientos de calles, destrucción de monumentos y con una trama tan falta de trama.

201211.jpg

Y que nadie piense que mis comentarios son tan negativos, ni por la temática ni por el genero. Me encanta de vez en cuando una buena cinta “palomitera” de acción y destrucción, que te haga pensar poco pero con cierta lógica, como para meterte en situación y acercarte a los protagonistas. Aquí el efecto es el contrario, todo gira en torno a un decepcionante John Cusack que para más inri es escritor y no tiene nada que ver con estamentos gubernamentales, simplemente por una hora de casualidades se encuentra en todo el centro del cataclismo en todo momento. Para colmo la aparición de Woody Harrelson es lo más psicodélico y sin sentido que podía imaginar.

No todo va a ser malo, los efectos especiales tienen un diez y se tratan de los únicos momentos de nivel que hacen de la cinta algo visualmente entretenido, pero para nada original. Qué no habremos visto ya destruir en el cine, si el propio Emmerich destroza medio mundo en Independence Day y El día de mañana. Para colmo ahora amenaza con cerrar una trilogía de Independence Day, ya es que roza la locura este hombre.

No voy a seguir dándole vueltas porque solo se puede repetir lo mismo una y otra vez. Es de esas películas que además se hace difícil de criticar sin recurrir a lanzar spoilers, eso sí lo del cliffhanger final es de órdago, toda la película imitando un capitulo de Los Simpsons para acabar con una referencia mucho “más antigua”. Si lo piensas fríamente, con mucho menos dinero y los mismos recursos en efectos especiales District 9 tiene una línea argumental que estremece. Con esto quiero decir que no vale con encerrarse en que nos gusta la acción desmesurada, también hay que exigir algo de sentido al guión para no darle un cabezazo soñoliento a la butaca de delante.

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Chicmusic

    Es que te hago palmas. ¡¡¡Eres el p**o amo!!!
    Leí lo que escribiste (tú u otro compañero) de Transformers 2 y pensaba exactamente lo mismo, y ahora leo esto y pienso otra vez igual.
    Menuda basura (eso lo digo yo) de películas. Con la pasta que se dejan en hacerlas y no valen ni una @#@#. Y el cine si que está bien caro como para ver estos pedazo de truños.
    Y ya para rematar la faena, más de Independence Day (me cago de la risa).

    Y luego tengo que aguantar comentarios de que el cine español es malo.
    Sin comentarios.

    Gracias por la web y sobre todo por las buenísimas entradas que escribes. Disfruto mucho leyéndolas.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 noviembre 2009
  2. Predicciones del fin del mundo fallidas 30 noviembre 2009
  3. Audi anuncia sus inversiones hasta 2012 15 marzo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *