4 marzo 2012 Actores, Opinión

Con perdón del surrealismo neozelandés de The Flight of the Conchords (merecedor incluso de un Oscar), el grupo que mejor mezcla en la actualidad comedia y musical (salpimentado con rap y mala leche) se llama The Lonely Island. Siguiendo la estela de Spinal Tap o Tenacious D, este atípico trío musical nacido en Saturday Night Live se prepara ahora para hacer su salto al cine a plena potencia, con un gran film musical lleno de estrellas dirigido por Ryan Murphy (responsable de Glee).

One Hit Wonders llevará a Gwyneth Paltrow (que llevaba años pidiendo un musical), Reese Witherspoon, Cameron Diaz y Beyoncé a cantar algunas de las nuevas canciones de estos chicos. Pero, en realidad, Andy Samberg (que también actuará), Jorma Taccone y Akiva Schaffer cuentan ya con un amplio recorrido en la pequeña y gran pantalla, además de en el mundo de las discográficas, donde han lanzado dos CDs. Para repasar sus más hilarantes, curiosos y pegadizos hit, nada mejor que un repaso a nuestra sección más recurrente.

Cuando todavía no se habían forjado un nombre como fenómeno viral del SNL, un joven Samberg se unió con el veterano Chris Parnell para crear el satírico rap Lazy Sunday, genial cortometraje sobre lo que hacer en un domingo aburrido y el amor del dúo por Las Crónicas de Narnia, que esos días se hacía el agosto en la taquilla mundial.

En esos primeros días, Samberg, Schaffer y Taccone se atrevieron incluso a escribir un rap para Natalie Portman, que dejaba atrás su imagen de niña buena de Hollywood:

http://www.youtube.com/watch?v=v8e6-IeQ0aw

Esta primera prueba de fuego colocó a Samberg como una de las más prometedoras caras del SNL en los 2000s. Junto a él, aparecían dos guionistas a los que conocía casi desde el parvulario y que le ayudaban semana tras semana a crear sus Digital Shorts. Que por el camino se encontraran con Justin Timberlake -que compartía sensibilidades humorísticas y generacionales con el trío-, fue una casualidad hecha para el éxito.

En su segunda aparición como presentador, Timberlake ya comenzaba a labrarse su puesto como uno de los mejores invitados de la nueva década, poseyendo carismáticos personajes recurrentes y alguna que otra imitación más que correcta. Pero lo que verdaderamente le dio relieve en el mundo cómico fue meter su “polla en una caja“. Dick in a Box se expandió como la pólvora por las redes, ganó un Emmy y abrió SNL a un mercado juvenil al que no había logrado capturar durante un tiempo. The Lonely Island ya conseguía ofertas de discografías, cinematográficas y propuestas de cantantes de prestigio para montar nuevos vídeos paródicos. Timberlake, por su parte, debería dar las gracias a sus amigos por haberle concedido una carrera cinematográfica por la que, hace unos años, nadie apostaba. Se ha ganado el pulso el título de cantante ¿actor?

http://www.youtube.com/watch?v=WhwbxEfy7fg

Otro de sus éxitos virales fue Iran so Far, donde los chicos se ponían políticos para sacar del armario a Mahmoud Ahmadinejad (con el rostro de Fred Armisen). En sus esfuerzos los acompañaba Adam Levine, de Maroon 5.

http://www.youtube.com/watch?v=yG9sTpvAFxY

Al estilo escatológico de Dick in a Box le siguió Jizz in my pants, que incluso contaba con un cameo de un irreconocible Timberlake (ya para entonces convertido en uno de los más recurrentes invitados de SNL). Taccone y Samberg se corrían solo de ver a Jamie-Lynn Sigler (Los Soprano) y Molly Sims (Las Vegas).

Gracias a la relevancia de estos Digital Shorts, el grupo ya había conseguido para entonces sacar al mercado su primer trabajo discográfico, titulado Incredibad, que además contaba con eclécticas colaboraciones que venían como anillo al dedo a la surrealista musicalidad nacida en el mundo del rap. T-Pain, por ejemplo, entonaba una de las más pegadizas, malhabladas y extrañas sonatas: I’m on a Boat. Motherfockar.

En ese mismo disco, otra de las colaboraciones vino de la mano de Julian Casablancas, vocalista de The Strokes que hizo sufrir a New York con su Boombox (con un cameo especial de Armisen haciendo de español con banderita incluida).

También gracias a la fama inmediata, fueron fichados para presentar la infame gala anual de los premios MTV, donde harían lo que mejor sabían hacer. Para ella, crearon esta alocada performance sobre esos tipos duros del cine que evitan las explosiones sin inmutarse. Denzel Washington, Will Smith e incluso Mark Wahlberg -llevando un gorro- caminan por un videoclip con la colaboración especial de un Will Ferrell poseido por Neil Diamond y J.J. Abrams al órgano.

Después de esta recopilación de genialidades, los miembros de The Lonely Island siguieron dando el callo semana tras semana en SNL. Pero, dado que su éxito viral era cada vez más importante, el cine parecía el lógico siguiente paso. Así, con más o menos suerte, todos hicieron sus primeros pinitos en super-producciones, comedias y diversos fracasos. Hasta allí, volaremos en nuestra próxima edición de Actores ¿cantantes?, donde además seguiremos echando un vistazo a sus sketches en forma de videoclip, con las colaboraciones de Rihanna, Patricia Clarkson, Susan Sarandon y Lady Gaga, entre otros.

En Cinetelia | Actores ¿cantantes?
Página Oficial | The Lonely Island

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 marzo 2012
  2. Actores ¿cantantes? (X): The Lonely Island (II) 25 marzo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *