31 mayo 2016 Aventura, Críticas, Fantasía

Alicia a través del espejo Mia Wasikowska Johnny Depp Sombrerero Loco

Decepcionó Tim Burton en 2010 con la prometedora Alicia en el país de las maravillas. Seis años más tarde James BobinLos Muppets (2011) y El tour de los Muppets (2014)- recupera el proyecto con Alicia a través del espejo.

El atractivo principal de la película reside en un mundo colorido plagado de contrastes junto a efectos especiales bien conseguidos. La suma de ambos elementos abruma en lo visual. Disney se ha hecho con el monopolio del ‘ultracolor‘ en la gran pantalla y continuará explotándolo como sustitutivo de la magia creativa y argumental que definió a la compañía en el siglo pasado.

Y es que la trama no alberga mayor profundidad narrativa que la necesaria para hilvanar aventuras de purpurina en este Oz re-editado. El casus belli se fundamenta en motivaciones banales aun cuando por ellas los personajes arriesgan hasta la chistera. El guión de Linda Woolverton cimenta sobre fútiles disputas pasadas con que sólo se identificarán -y casi comprenderán- los infantes.

Alicia a través del espejo Helena Bonham Carter

Siquiera nos conducen a una moraleja definida, sostenible o apropiada. ¿Haz lo que te de la gana?¿Ayuda a los amigos aunque destruyas el mundo en el intento? A este respecto no aguarden un atisbo de la genialidad de Lewis Carroll. Tampoco en unos diálogos de primero de Comunicación Audiovisual que alcanzan a sonrojar por momentos.

El conjunto se apoya sobre el personaje de Alicia, quien hace las veces de dique e impide que la torre de naipes se derrumbe azotada por el viento de la inconsistencia. Por contra, no apruebo recuperar a todos sus amigos para cameos sin otorgarles peso específico. ¿El conejo blanco o el gato de Cheshire? Prescindibles -salvo al breve Humpty Dumpty y quizá el toque humorístico de Tweedledum y Tweedledee-.

La joven australiana Mia Wasikowska gana confianza respecto de la primera entrega. Por ende suma credibilidad y calidad interpretativa, y logra incrustarse en la percibida atmósfera de irrealidad mágica. La aquí amanerada Anne Hathaway por contra pierde peso y no luce perfilada.

Alicia a través del espejo Mia Wasikowska

Johnny Depp y Helena Bohan Carter atraen espectadores a las salas pese a interpretaciones laminadas por excesivos complementos. ¿En qué punto el maquillaje pasa a considerarse máscara? Por su parte Sacha Baron Cohen no logra desprenderse del actor en la construcción de un personaje por otro lado insustancial, reciclado, incapaz de abrazar la épica, el porte, la dualidad de encarnar al Tiempo.

Alicia a través del espejo mejora en algo la entrega de Tim Burton, lo cual no halaga en demasía. El amante del género agradecerá que se apueste por un cine muy fantástico con reglas internas poco precisas y susceptibles de violación, una huida de la racionalidad terrenal.

Tras todo ello afirmo que Alicia a través del espejo se constituye como el tipo de película que querría haber disfrutado hace 20 años. A sus hijos les gustará y usted la añadirá al ovillo de livianos sacrificios diarios que conlleva la maternidad/paternidad. Su escasa trascendencia no impidió a los más jóvenes de la sala permanecer sentados ante esta aventura al galope sin alborotos. Quizá su atractivo para los peques la exima de toda responsabilidad. ¿No es a ellos a quienes apela Disney?

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *