23 septiembre 2015 Acción, Comedia, Críticas

Anacleto fotograma5

Tras los Mortadelo y Filemón de 2003 y 2008 -especial mención a la animación de Javier Fesser del pasado año- o los Zipi y Zape de 2013, llega el turno a Anacleto de pasar del papel a la carne. El agente secreto ideado por Vázquez se encarna en Imanol Arias para una última misión. El cómic español vende y copa carteleras, para regocijo de todos.

El encargo de dar vida a los personajes de Bruguera ha recaído en Javier Ruiz Caldera (3 bodas de más, Spanish movie), quien además dirigirá la adaptación de Superlópez, prevista para 2017. El catalán firma una cinta apta tanto para quienes no conocían al personaje como para los asiduos a los tebeos, quienes no deben asustarse por las licencias adoptadas.

El planteamiento de Anacleto: agente secreto coloca al héroe cercano a su vejez. Pese a las limitaciones de la edad deberá solventar un último encargo: el malvado Vázquez ha escapado de la cárcel tras amenazar con matar a Adolfo, el atolondrado hijo de Anacleto.

Desde el principio comprobamos que los diálogos no serán el punto fuerte del metraje. Flácidos, poco trabajados. El apartado visual en cambio es efectivo y sus efectos especiales son más que suficientes, están a la altura de la acción desarrollada.

Dichas escenas de acción -peleas, tiroteos, saltos- sí han sido bien trabajadas, son inmersivas, entretenidas y acompañan a la narración. El guión queda plagado de lugares comunes, falto de capacidad para sorprender a nadie que vaya al cine al menos dos o tres veces al año. La pregunta es: ¿la originalidad en la historia es necesaria para disfrutar de la película?

Anacleto fotograma2

Probablemente no. Tanto es así que el director hace guiños continuos a cintas de James Bond, las sagas Bourne o Jungla de cristal, Pulp fiction o Fargo (algunos más ocultos que otros, podéis jugar a buscarlos). Todos sabemos que “Anacleto nunca falla” antes de entrar en la sala: no es tan importante si los personajes solucionan la problemática como cuánto nos vamos a reír.

La clave en Anacleto: agente secreto es que cuenta con un humor muy español. Para lo bueno y para lo malo. Casi puede dividirse a los espectadores en dos grupos: quienes se tronchan con cada chiste y aquellos que los consideran demasiado castizos, cañí y ya superados.

Algunas de las bromas son previsibles y su desenlace se adivina en la distancia, por lo que cumplen su objetivo si sonsacan media sonrisa automática en el receptor. Pero al César lo que del César es: otros gags arrancan una carcajada general y liberadora entre el respetable. En este sentido, nos encontramos ante una película creada para impactar en el espectador en un momento determinado, empujarlo hacia una tarde de diversión y gracietas, y no perdurar con demasiada claridad en sus recuerdos.

Anacleto fotograma3

Sobre el reparto cabe comentar que Imanol Arias construye un Anacleto creíble y con las suficientes aristas. Quim Gutiérrez cumple como co-protagonista, pero su papel peca de simpleza, la parodia exagerada desemboca en un personaje que por momentos se deshace entre las manos como se recompone para ofrecer una escena hilarante. La relación padre-hijo se dibuja pero no termina de tomar forma entre vanalidades y palabras.

Brilla con luz propia una Alexandra Jiménez capaz de agitar, trastocar, confundirse con el entorno y transformarlo por entero. La actuación potente que podría ser de Gutiérrez con media vuelta de tuerca al guión. A Carlos Areces se le podría sacar más partido en el rol del villano Vázquez. Un actor de su talla con líneas menos comedidas haría estragos. Por último, Berto Romero entrega su personal toque en la cinta, disguste a quien disguste.

Anacleto fotograma6

En conjunto nos encontramos ante una película mejorable en los diversos aspectos arriba reseñados, pero que da lo que promete; hora y media de humor a la española con dosis aceptables de acción, gags cómicos y referencias al universo de Vázquez. Si al visualizar el tráiler has pensado “esta peli me va a gustar, da igual lo que escriba este tipo”, seguro llevas razón.

En lo (más) personal, me congratula que se rescaten personajes de la cultura popular española de la segunda mitad del siglo XX, más aún si provienen de nuestro hasta hace poco menospreciado -siempre en términos generales- panorama del cómic.

Vídeo | Canal oficial de Warner Bros. Pictures España en YouTube

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *