14 noviembre 2010 Comedia, Fantasía, Noticias

angelalansbury2

Aunque para el mundo siempre será conocida como la Jessica Fletcher de Se ha Escrito un Crimen y por ser La Bruja Novata que daba nombre al film de Disney, y aún con tres nominaciones al Oscar, el trabajo más reconocido de Angela Lansbury es sobre las tablas, donde es una de las divas más longevas de los musicales de Broadway, ganadora de cinco Tonys. Por ello, pese a su constante presencia teatral, la actriz lleva sin dejarse ver en el mundo audiovisual desde 2005, cuando hizo una pequeña aparición en La Niñera Mágica, algo que está a punto de cambiar gracias a una pareja de roles secundarios en dos muy distintas producciones para 2011.

Por una parte, la eterna Sr. Potts de La Bella y la Bestia participará en el último vehículo infantil de Jim Carrey, Mr. Popper’s Penguins, y viajará a un ambiente muy distinto, convertida en la hija -por muy extraño que parezca- de Katherine Heigl en la comedia romántica de fantasía Adaline.

Cuando nunca más pensaba hacer de hija de nadie (y menos de una mujer de 32 años), la actriz de 85 entra en esta especie de Benjamin Button femenino donde conoceremos a una joven (Heigl) que, después de morir en un accidente de tráfico, es salvada por un rayo que le concede la inmortalidad, quedándose estancada en los veintitantos. No ha envejecido en cien años, pero tampoco ha encontrado el amor, cosa que parece no durará mucho cuando conoce al hombre aparentemente indicado para abrazar la mortalidad, con las arrugas y achaques consecuentes.

Este aparente despropósito lo dirige el insoportable Andy Tennant, responsable de joyas del género como Hitch o Ex-Posados, encargado esta vez de aguantar a una protagonista que se ha ganado la fama de insoportable diva de Hollywood sin ni siquiera capitanear una película pasable y sin conseguir ya ni convencer a la taquilla. Los guionistas tampoco tienen una carrera mucho más brillante.

En un terreno completamente opuesto, la adaptación del clásico cuento de Richard y Florence Atwater, pondrá a Lansbury en la piel de la Sra. Van Gundy, propietaria de la taberna local que el poderoso empresario Sr. Popper (Carrey) quiere comprar. Mark Waters (Chicas Malas, Las Crónicas de Spiderwick) dirige un reparto que incluye también a Carla Gugino dando vida a la ex-mujer, Clark Gregg como un tipo del Zoo de New York, Philip Baker Hall y una familia entera de seis pingüinos.

Es probable que ninguna de las películas sea ninguna obra maestra, pero el carisma de Lansbury es capaz de colocarlas un escalón por encima del resto, pese a que sea una de las grandes olvidadas de su generación en el celuloide.

Vía | Deadline Hollywood

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 14 noviembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *