26 agosto 2015 Animación, Críticas, Estrenos

Atrapa la bandera: el mejor cine español de animación

Hacer cine en España es toda una aventura. Hacer cine de animación, mucho más. Por eso en Cinetelia nos alegramos cuando una producción española consigue llegar a las pantallas y, sobre todo, hacerlo con una calidad excepcional.

Muchos recordaréis la interesante película, también de dibujos, Las aventuras de Tadeo Jones, una buena muestra de lo que se podía conseguir con mucho talento y cariño. Tuvo un gran éxito comercial, merecido, y ahora el equipo responsable nos presenta su nuevo trabajo.

Dirigida también por Enrique Gato, cuenta la historia de Mike Goldwing, un valiente chico de 12 años, hijo y nieto de astronautas, que siempre ha soñado con ganar al juego de atrapa la bandera. Para poder reconciliar a su familia, deberá atrapar la bandera más emblemática: la que plantaron en la Luna los astronautas de la misión Apolo 11. Con la ayuda de sus amigos y su mascota (un camaleón), emprenderá una trepidante aventura junto con su testarudo abuelo para detener el malévolo plan de Richard Carson, un millonario extravagante que, para colonizar la Luna, pretende borrar de la historia la gesta de las misiones espaciales.

Cinco años de duro trabajo, desde que surge la idea hasta que llega a nosotros, pasando por el guión, diseños en 2D, modelados en 3D, efectos especiales… han dado como resultado una fantástica película, bastante mejor que su obra anterior, llena de acción, emoción y humor. Podéis disfrutar de este trabajo en una exposición que, sobre la película y el viaje espacial, aún sigue en Madrid.

Como es natural, encontraremos varios niveles de lectura, con lo que los niños disfrutarán enormemente y los adultos no nos aburriremos en absoluto. Si somos muy puntillosos, podríamos decir que tal vez dos de los personajes estén demasiado caricaturizados, pero es cuestión de gustos. El resto de la película es, sencillamente, magnífica.

Atrapa la bandera: el mejor cine español de animaciónEl guión está bien trazado, con ritmo y dejando claras todas las personalidades de los protagonistas, sus intereses, con lo que nos encontramos ante personajes que actúan consecuentemente, de una forma acorde a sus intereses y objetivos. Mucho más de lo que podemos decir de la mayoría de películas infantiles.

Pero si el argumento está bien trazado, la técnica es espectacular. Nada más comenzar nos regalan dos magníficas panorámicas que dejan con la boca abierta, y solamente son tranquilos paisajes. Cuando llegamos a la acción, a la aventura espacial, es palpable tanto el cariño como la inmensa labor de documentación que existe para que el despegue del cohete sea completamente realista.

El cariño que transmite esta película, tanto por el viaje espacial como por el respeto y afecto para con nuestros mayores, nos hará disfrutar de todo el metraje, haciendo que pase en un suspiro. ¿Que sabemos quién va a ganar? ¿Que el final es muy previsible? ¡Pues claro… y qué más da!

Lo importante es el viaje. Y este viaje a la luna, con nuevos amigos, nos hará disfrutar de una buena película que, esperamos, sólo sea un paso más en el fantástico trabajo de Enrique Gato y todo su equipo.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *