26 diciembre 2009 Acción, Aventura, Críticas, Fantasía

avatar1

Podemos asegurar que muchas veces a una película se le da durante meses (incluso años) una publicidad injustificada que hace que los espectadores anticipen su estreno como agua de mayo. Éste podría ser el caso de Avatar, que desde el principio se ha encontrado dentro de un cúmulo de expectativas y esperanzas que iban a jugar en su contra a medida que se acercara su llegada. Sin embargo la enorme promoción, causada por los largos años de producción y diseño esta vez, era lógica, y no sólo porque tras década y media volviera el director más taquillero de la historia, sino también porque volvía con la historia que su mente alumbró a los 14 años, la historia que “cambiaría el cine para siempre”, llamada a cambiar el territorio de las grandes producciones Hollywoodienses y en la que muchos se jugaban el pan.

No sé si tras su estreno el cine comercial nunca volverá a ser el mismo, pero lo que sí sabemos después de comprobar su magnificencia y atrapadora tecnología puntera es que entrar en una sala de cine vuelve a ser una experiencia única e irreemplazable y que la inventiva de James Cameron revolucionará a muchos cineastas que ingenuamente querrán seguir los pasos del rey. Al salir del cine, Steven Spielberg clasificaba la experiencia como lo más cercano a Star Wars desde su estreno, y la afirmación no podría ser más acertada, no solo por lo que significan ambas para el mundo del blockbuster sino también por la clasicista simpleza de su guión.

avatar3

Cameron ha logrado por fin que los personajes de CGI y motion capture transmitan emociones con los gestos y miradas (cima que todavía no ha alcanzado el perdido Zemeckis), pero sin embargo no logra sorprender en su relato. Paradójicamente, y olvidándonos de toda la modernidad de sus efectos, es posible que Avatar sea la historia de aventuras más clásica en mucho tiempo, una aventura épica para todos los públicos y accesible por su simpleza. Es por esta razón por la que le han llovido más críticas al “visionario” y pese a que la épica clásica pueda funcionar a muchos niveles (porque lo importante es cómo se cuenta), también falla en muchos terrenos donde su imagen maravilla, pero no sorprende.

El bien contra el mal; el amor en dos familias o culturas opuestas, los malvados humanos (y sus grandes empresas) dispuestos a destruir lo desconocido por dinero; o el amor por la naturaleza son temas tan longevos como la escritura misma y la literatura de ciencia-ficción -que además tiene su reflejo en hechos históricos tan reales como la conquista de América y la lucha contra los indígenas o la más reciente Guerra en Iraq- y Cameron no persigue cambiarlos, sino embellecerlos con su perfeccionismo y un mundo imaginario lleno de colores y estéticamente conseguido. Lo malo llega cuando esta simpleza trae consigo un literal deus ex-machina en la enorme y emocionante batalla final, que además de olerse desde hace unos minutos es continuado por una escena donde nuestro protagonista tiene que enfrentarse al “jefe final”, al más puro estilo de las cuadradas estructuras de videojuegos o películas de supertipos. En una década donde solo nueve filmes originales (entre ellos cinco de Pixar) han conseguido entrar en el top-50 de las más taquilleras, hay que aplaudir a Cameron por el “atrevimiento” de crear, pese a que su creación se base más en el esteticismo y en la ingeniería que en el relato puro.

avatar2

Habiendo jugado parte importante en la campaña de marketing, no podemos olvidarnos de los 3D, que acrecientan ese sentimiento de alucinación por la perfección técnica, y logramos viajar con ellos hasta los campos de la colorista Pandora (a veces parece sacada del País de las Maravillas de Tim Burton), pero, sin embargo, presenta obvios errores de juventud. Los creativos desenfocan de muchos planos todo en lo que no quieren que nos fijemos, para abaratar coste, y esto puede dar más de una migraña (literal). Tenéis más información en esta detallada explicación.

En otro orden de cosas, y continuando con lo más palpable, los personajes también se acercan en ocasiones al cliché más tópico que sobrevuela este mundo de fantasía épica. Si alguien destaca es, curiosamente, la azulada Na´vi de Zoe Saldana, reminiscente de una mítica heroína de acción como Ripley, dejada para los anales por una Sigourney Weaver que ahora es una cabrona contestataria cuando es humana y una amigable amante de la naturaleza cuando se baña de azul. Stephen Lang da momentos divertidos, pese a lo exagerado de su villanesco antagonista, y Sam Worthington tiene madera de estrella a la que posiblemente veremos en todos lados en los próximos años.

avatar4

No en vano, Cameron nos cuenta una historia que lleva las letras que componen cine y entretenimiento escritas en mayúsculas en su ser, pero al mismo tiempo que su épica te atrapa no logra decir nada nuevo, como venía anunciándose durante años. Y es que, las demasiado engordadas expectativas no siempre son buenas amigas, y mientras que unos se cegarán por lo positivo, otros harán lo propio con lo negativo, opinando sobre una producción que si bien no es perfecta, merece muchos halagos.

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

1 comentario
  • Guadalupe

    Me gustó tu crítica, sin embargo creo que a pesar de lo hermoso de las imagenes y lo sorprendente de la tecnología, lo más importante en una película es la historia, el guión, y lo que lográ James Cameron es que a la gente no le importe eso, lo cual me parece muy triste, sobre todo por que en la actualidad todo es apariencia y marketing. En lo personal nada valen las maravillas 3D, con un guión tan mediocre y repetido (yo no diría clásico).

    Saludos.

Enlaces y trackbacks

  1. » Avatar, clasicismo revolucionario | Estrenos – Peliculas, Discos, Webs, Anime, Noticias de Famosos de Estrenos 26 diciembre 2009
  2. Bienvenidos a Zombieland, humor, amor y zombies 29 diciembre 2009
  3. Zoe Saldana protagonista de Avatar imagen de Avon 19 enero 2010
  4. Zoe Saldana protagonista de Avatar imagen de Avon : Blogografia 19 enero 2010
  5. Camino al Oscar 2010 (VIII): Mejor Película 5 marzo 2010
  6. Televisión en 3D de la mano de Samsung 22 marzo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *