28 marzo 2012 Actores

A lo largo de la historia del cine, Pablo Picasso ha contado con multitud de rostros. Anthony Hopkins, Brian Cox o el argentino Marcial Di Fonzo Bo (en Midnight in Paris) han sido algunos de los que han tenido el honor de inmortalizar en celuloide al gran pintor español. Sin embargo, a Antonio Banderas, malagueño más internacional desde Picasso, nunca le habían dado la oportunidad de dar vida al autor que nació a cuatro calles de su casa. Después de navegar por las vidas de Goya y Buñuel, el veterano Carlos Saura será el encargado de transformar a su protagonista de ¡Dispara! en el padre del Guernica.

Junto a él, Gwyneth Paltrow tendrá que apañárselas para hablar español con acento francés al meterse en la piel de Dora Maar, musa inseparable del artista al que fotografió incesantemente durante el periodo que tardó en retratar los horrores de la guerra en su obra maestra atemporal e imperecedera.

Al parecer, ha sido el propio Banderas quien ha convencido al director para fichar a la oscarizada estadounidense, esta hija predilecta de Talavera de la Reina a la que hemos podido oír hablando en variadas ocasiones.

33 días tomará su título del plazo en el que tardó Picasso en dibujar el mural encargado por el Gobierno republicano para decorar el pabellón español de la Exposición Universal parisina en 1937. La cinta, que comenzará a rodar en agosto, grabará a caballo entre la capital francesa (para los exteriores) y la propia Gernika, en un estudio en el que se reproducirá el taller donde se creó la magia. Otro veterano del cine patrio, Elías Querejeta, pone el guion, mientras que el mítico Vittorio Storaro (Apocalypse Now, El último tango en París, El último emperador) se encargará de la fotografía.

Vía | Sur.es

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 marzo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *