5 enero 2011 Actores, Noticias, Opinión

murphyburrellstewart

Antes, los cameos servían o bien para enseñarnos una parte del egocentrismo de los directores o miembros del equipo, o bien para homenajear a las figuras creadoras de la obra original (Stan Lee tiene posiblemente el récord de estos últimos). Sin embargo, en los últimos tiempos, diferentes superproducciones han decidido introducir en su historia pequeños guiños que hicieran referencia a sus esperadas próximas secuelas o spin-off, anticipando la continuidad. Las más exitosos, sin ningún atisbo de duda, han sido las hechas desde Iron Man-con Nick Furia (Samuel L. Jackson)- y El Increíble Hulk -con Tony Stark (Robert Downey Jr.)– presentando un futuro de Los Vengadores todavía con unas cuantas apariciones que dibujar. Pero para muchos otros la jugada no ha salido tan bien, ya fuera por tener entre manos enormes fracasos monetarios o por estar vinculadas a películas totalmente olvidables.

El último ejemplo nos lo ha ofrecido Cillian Murphy, quien, sin estar acreditado, aparece en las primeras secuencias de Tron: Legacy dando vida al informático Edward Dillinger, hijo del genio y villano homónimo de la original Tron. Dado su decepcionante, aunque abultado, paso por la taquilla, todavía no sabemos si el universo digital tendrá una tercera aventura en el celuloide (quizás tengamos que esperar otros 28 años para sentirnos decepcionados de nuevo), pero queda claro que el objetivo de los actuales responsables era convertir al carismático Espantapájaros de Batman: Begins en antagonista de su próxima entrega. Tras el salto una muestra de esta aparición, y las otras siete cuya continuación se planeó con demasiado anticipo.

Jon Hamm en El Equipo A

jonhammateam

De la misma manera, Joe Carnahan asombraba a propios y extraños sustituyendo en el último minuto de El Equipo A a su derrotado enemigo (Patrick Wilson) por el muy de moda Jon Hamm. cuyo personaje portaba el mismo nombre y posición. Sinceramente solo por ver a Hamm como el jefe criminal Lynch apoyaríamos el rodaje de una secuela, pero parece que nuestros sueños no van a hacerse realidad, ya que no llegar a los ochenta millones con una producción valorada en más de cien y con amplia promoción es bastante vergonzoso. Pese a que el actor de Mad Men esté haciéndose un nombre en la gran pantalla sin necesidad de El Equipo A, le veremos también como antagónica violenta figura paterna en el Sucker Punch de Zack Snyder. Un cambio de aires puede sentarle bien.

Kristen Stewart en Jumper

Pero no solo de futuribles villanos viven las producciones, sino también de héroes que continúen los legados abiertos en las primeras entregas. La deficiente Jumper está llena de estas promesas incumplidas por culpa de los malos datos. No solo nominados al Oscar Tom Hulce y Diane Lane fueron contratados para ínfimos roles, sino que en los últimos cinco minutos Kristen Stewart hacía una aparición como la hermanastra desconocida de Hayden Christensen. El guionista Simon Kinberg comentaba en el DVD que la actriz de Crepúsculo sería una especie de ayudante del protagonista en la segunda entrega, pero todo quedó en agua de borrajas al solo recaudar 80 millones de dólares en EEUU.

Michael Shannon en Jonah Hex

Antes de acabar su montaje, el secundario habitual Michael Shannon ya avisó que solo tendría un pequeño papel en Jonah Hex, aunque nada hacía imaginar que su participación se limitara finalmente a menos de un segundo (con las escenas abandonadas en la mesa de edición como meros extras del DVD). No obstante, el actor comentó que su Doc Cross Williams, quien tenía un rol destacado en los cómics, aparecería en posibles futuras cintas. Con esta falsa promesa se tuvo que quedarse , pues la película no solo fue una de las peores obras del 2010, sino también uno de los fracasos más sonados. Ni Josh Brolin, ni Megan Fox y ni siquiera John Malkovich pudieron salvar el entuerto. Nosotros nos conformamos con seguir viendo genial actor nominado al Oscar en la televisiva Boardwalk Empire, donde borda un rol excéntrico y pirado más en su carrera.

Michael Madsen en Sin City

Muchas caras conocidas haciendo pequeños papeles se acumularon en Sin City, pero una en particular fichó por el espectacular reparto solo para conseguir un mayor protagonismo en la segunda entrega. Aún siendo uno de los más ocupados de la serie B y Z de Hollywood, el protagonista de Reservoir Dogs dijo en su día que solo tomó el papel de Bob porque Robert Rodriguez le prometió que adquiriría importancia en la secuela, cuando incluyera la magnífica historia Una Dama por la Cuál Matar. Sin City fue un inesperado éxito de taquilla, pero Rodriguez ha estado muy ocupado desde entonces (en todo tipo de proyectos y tonterías varias) y todavía no ha llegado a un acuerdo con Frank Miller para rodar la segunda parte. Dicho todo esto, estamos seguros de que algún día llegará la hora de recuperar la ciudad y sus oscuros personajes, y, para entonces, esperamos que Michael Madsen esté disponible (al igual que Jessica Alba, Bruce Willis, Mickey Rourke, Rosario Dawson o Clive Owen).

Ryan Reynolds en X-men Orígenes: Lobezno

Si bien su aparición no era solo un cameo (incluso convirtiéndose en el villano final), el verdadero personaje de Deadpool todavía tiene que hacer un estreno notable en el celuloide, gracias a un aplaudido y alocado guion escrito por los creadores de Zombieland. Pero el contrato de Ryan Reynolds con Green Lantern y DC cada vez nos hace tener menos esperanzas, pese a que el ex de Scarlett Johansson haya mostrado en varias ocasiones su total disposición para transformarse en Masacre, un mutante sin pelos en la lengua sin miedo a traspasar la cuarta pared ni los derroteros habituales del género. Si se hace bien, su spin-off podría ser una comedia de acción mucho más destacable que la película de Lobezno, más preocupada en sacar el mayor número posible de personajes que en contar una buena historia.

Dylan Baker en Spider-Man

dylanbakerspideyCon un bata blanca y sabios consejos para Peter Parker Dylan Baker paseó con calma durante la trilogía del Spiderman de Sam Raimi, a la espera de que llegase su oportunidad cuando su Dr. Curt Connors se convirtiera en el temido Lagarto. La cuarta entrega parecía ser el aclamado momento de lucimiento, hasta que Fox dio la patada al director y a todo su reparto y se puso a recontar la historia del trepamuros desde sus orígenes. Lo más triste para Baker es que, aparentemente, el británico Rhys Ifans estrenará esta vez la piel anfibia desde la primera entrega de la saga de Marc Webb.

Tim Blake Nelson y Ty Burrell en El Increíble Hulk

timblakenelsonhulk

Como hemos dicho al principio del post, la saga de Los Vengadores ha sido hasta ahora la que más ha hecho valer este tipo de cameos, pero El Increíble Hulk es casi un agujero en su zapato, dado que no funcionó tan bien como era de esperar tras Iron Man. Aunque la película del gigante verde dio espacio para la aparición del carisma de Robert Downey Jr. -anticipando un futuro en aquellos momentos desconocidos- finalmente Edward Norton quedó fuera del plantel vengativo (con Mark Ruffalo dispuesto a seguir la estela). En el film de Louis Leterrier además, dos de los habituales colaboradores del actor interpretaban a personajes fundamentales para el Universo Marvel, sin alcanzar todo su potencial y entreviendo próximos triunfos. Por un lado, en los minutos finales, el Dr. Samuel Sterns de Tim Blake Nelson comenzaba a transformarse en el mayor enemigo de Hulk, El Lider. Por otro lado, el Doctor Samson de Ty Burrell pasaba las primeras sesiones de terapia al protagonista, algo que lo ha convertido durante años en el psicólogo estrella de Marvel, aún cuando también haya sentido los efectos de la radioactividad gamma. El segundo intérprete se mantiene ocupado estos días con Modern Family, donde destaca en uno de los mejores repartos cómicos de la historia de la televisión; pero Nelson ha comentado por activa y por pasiva que está dispuesto a volver a la franquicia, siempre que a Marvel le apetezca, claro.

Todos estos actores tendrían una clausula en su contrato que dijera una frase ya muy conocida en Hollywood, “con opción de secuelas”, que demasiado habitualmente no llega a cumplirse.

Vía | IFC

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 enero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *