26 febrero 2011 Actores, Festivales, Opinión, Premios

actores-principales-oscar.jpg

Si al hablar de los pronósticos sobre quién ganará el Oscar a la mejor actriz principal decíamos que las cosas estaban bastante claras, más aún lo están al referirnos al posible vencedor de la categoría masculina.

Mucho se tendrían que torcer las cosas para no ver a Colin Firth levantando la estatuilla e incluso tartamudeando un poco al agradecer el premio. Pero ese favoritismo, no significa que sus rivales no sean este año de empaque, porque los candidatos a mejor Actor Protagonista son:

· Colin Firth por El Discurso del Rey
· James Franco por 127 Horas
· Javier Bardem por Biutiful
· Jeff Bridges por Valor de Ley
· Jesse Eisenberg por La Red Social

Comenzamos precisamente por el caballo ganador. Uno de los mejores intérpretes ingleses (lo que siempre supone un valor añadido) en un papel hecho para recibir reconocimientos por todas partes, como así ha acabado siendo. El Rey tartamudo dará otro discurso seguramente mañana.

El premio para el nuevo chico de moda en Hollywood parece limitarse a presentar la gala junto a la adorable Anne Hathaway. Y eso que el hecho de que todo el peso de la película 127 horas recaiga, como pasaba en Buried, de Rodrigo Cortés, sobre él atrapado esas 127 horas, supone un enorme ejercicio actoral. James Franco se merece estar nominado y su actuación va mucho más allá del momento de amputarse el brazo, que ni a la propia abuela del actor parece impresionar.

Como Nicole Kidman en la categoría femenina, Bardem es el convidado de piedra en estas nominaciones. No es, además, ni siquiera el papel más brillante del actor, así que creo que ni el mismo se espera ganar.

Para mí, el John Wayne pasado por el tamiz de los hermanísimos Coen que interpreta Jeff Bridges en Valor de Ley es el único capaz de arrebatarle el Oscar a Colin Firth. Si fuera un papel secundario, Bridges ganaría seguro, pero si no consigue adueñarse de su propia película (como sí ha hecho la niña Hailee Steinfeld, en cambio), va a ser complicado que lo haga con los miembros de la academia.

Sin embargo, para casi todos los demás, la alternativa parece ser el Mark Zuckerberg que borda, todo hay que decirlo, Jesse Eisenberg en la película acerca de la creación de Facebook. Sin embargo, además de diluirse en ocasiones (como cada vez que entra en escena Justin Timberlake, por ejemplo) frente al resto del reparto y que haber imitado el comportamiento casi autista de Zuckerberg pueda hacer parecer que Eisemberg sobreactúa, restan aspiraciones hacia el trono del Rey Jorge VI.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 26 febrero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *