28 junio 2009 Actores, Noticias

fawcett_1379311c.jpg

Desde que se anunció su inesperada muerte, no se ha oído otra cosa que el nombre de Michael Jackson por todas partes. Sé que es normal, aunque estuviera un poco pirado, se convirtió en el rey del pop y en un gran artista. Pero bueno, supongo que sabréis que no es la única vez que nos hemos visto de luto en la semana, así que ahora, y por encima del homenaje, me gustaría dedicarle un pequeño hueco en Cinetelia a la dorada actriz estadounidense Farrah Fawcett.

Allá por el año 2006, a los 59 años, le diagnostican un cáncer colorrectal, el cual muy pronto se le expande hasta el hígado. Parece ser que resistió todos los diversos tratamientos a los que se sometió en California y Alemania, hasta que el pasado 25 de junio, jueves, falleció a las 62 años de edad sobre las 9.30 horas en el hospital Saint John, de Santa Mónica, California (18.30 hora española).


Todos la recordaremos por su papel de la valiente detective Jill Munroe en la exitosa serie Los ángeles de Charlie, junto con sus compañeras de reparto Jacklyn Smith y Kate Jackson. Pronto, y a pesar del corto tiempo que aguantó en la serie (sólo la primera temporada) se convirtió en su principal atracción. En los años siguientes realizaría varias apariciones como invitada.

Su vida estuvo llena de fracasos y éxitos cinematográficos, entre los que se encuentran numerosas películas, como la cinta futurista Logan’s Run (La fuga de Logan), la comedia Sunburn (Un verano diferente), el relato de ciencia ficción Saturno 3, Small Sacrifices y Criminal Behavior.

Nace el dos de febrero de 1927 en Texas, bajo el nombre de Mary Farrah Leni Fawcett. Ya desde muy joven, con apenas un mes, fue sometida a una operación para extirparle un tumor en el tracto digestivo, con el que había nacido. Estudió en una escuela católica y se inscribió en la Universidad de Texas en Austin. Pronto descubren su singular belleza y le proponen empezar en el mundo del espectáculo. Esto lo hace apareciendo en fotogramas como That Girl, The Flying Nun, Dream of Jeannie y The Partridge Family. Más tarde, se presentaría como sex symbol, para la revista Playboy, donde posaría parcialmente desnuda y aparecería en un video. Por último, narraría la lucha de la enfermedad que se la ha llevado en un documental para televisión de 90 minutos: Farrah’s Story.

Ingresó el lunes 22 en el hospital y desde encontes se encontraba en la unidad de cuidados intensivos. La muerte se produjo pocas horas después de que fuera anunciado su estado crítico por la cadena ABC. Por supuesto, Ryan O’Neal, actor de 68 años con el que llevaba 17 años de relación, estuvo en todo momento a su lado, a pesar de que su hijo Redmond, de 24 años, no pudiera, ya que tiene sus obligaciones, digamos… judiciales.

El cáncer gana al ángel. Gana a un sex symbol de los setenta, considerada una de las mujeres más atractivas de su época. Pero como dicen… mientras se nos recuerda, seguimos vivos.

Vía | Notiver

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 junio 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *