30 diciembre 2014 Acción, Curiosidades

CaptainAmerica2_ILM_VFX
En estos últimos días del año seguimos mirando hacia atrás y viendo lo que nos ha aportado el 2014. Han sido películas que han gustado o no. Pero que han sido hechas para que el publico disfrute con ellas, de la manera que sea. Pero las cosas no son solo lo que vemos en pantalla. Antes han tenido que pasar por las manos de cientos de grandes artistas de los efectos especiales, que convierten esas imágenes sencillas e interpretadas por los actores en grandes escenas repletas de emoción y espectacularidad.

Lo hemos visto en varias películas a lo largo del año. En unas es muy visible, como son las que tienen argumentos de ciencia ficción y fantasía. En otras es más complicado verlo, porque se utilizan para escenas que aparentemente no tienen demasiado que ver con los efectos especiales. Pero vamos a detenernos en un par de producciones de esas que tienen mucho efecto visual en su metraje.

Una de ellas ha sido Capitán América: el Soldado de Invierno, la adaptación del personaje de Marvel y una de las sagas más interesantes de la editorial estadounidense de cómics. La segunda película basada en el personaje abanderado nos ha traído mucha tensión y emoción en una aventura épica. Para conseguir esa ambientación se necesita mucho trabajo al frente del ordenador para crear los escenarios y las espectaculares imágenes que luego hemos visto en la pantalla.

Pero no ha sido la única película de la factoría Marvel que hemos disfrutado este año. Los Guardianes de la Galaxia ha llegado y contra todo pronóstico, ha sido considerada la mejor de la última hornada de Marvel, sino de todas las que ha presentado. Yo no creo que lo sea, pero vamos, que ha sido una gran película de acción que nos ha divertido mucho.

Y en ella se ve más el trabajo de los responsables de estas maravillas visuales que nos ha dado el cine este año. Profesionales que son capaces de crear mundos completos y hacerlos totalmente creíbles gracias a su labor. No, no se trata de “darle a un botón” y ya está. En estos dos vídeos se ve, de manera exageradamente rápida como se da forma a las ideas de los productores, guionistas y directores. Poco a poco y con arte. Con ayuda, eso sí, de los potentes ordenadores con que trabajan.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *