17 diciembre 2014 Fantasía

cenicienta_lily
Estamos en un momento en el que la tecnología permite hacer muchas cosas en el cine. Las cosas que antes requerían muchísimo trabajo y la participación de varios profesionales para crear esa magia que luego se percibe en la pantalla. Hoy sigue haciendo falta mucho trabajo, muchos profesionales, pero es más sencillo poder tener todo eso representado en una película.

Quizá sea por eso que se están preparando muchos proyectos basados en películas míticas de animación de otros tiempos y pasándolas a imagen real, interpretadas por actores y actrices reales que pueden hacernos soñar con las historias exactamente igual que antaño, pero de otra manera.

Tras innumerables adaptaciones de Blancanieves, esa pequeña maravilla que fue Maléfica y las muchas versiones de sus películas clásicas, llega el turno de ser real a Cenicienta. La película se verá en los cines españolas a partir del 27 de marzo de 2015, dos semanas después del estreno americano.

Como la dulce Cenicienta nos vamos a encontrar a Lily James, mientras que la cruel madastra tendrá el siempre agradable rostro de Cate Blanchett. También veremos en la película a Richard Madden, Helena Bonham Carter, Holliday Grainger, Sophie McShera, Stellan Skarsgård, Nonso Anozie y Derek Jacobi. La dirección corre a cargo de Kenneth Branagh, un director que suele acertar en este tipo de historias con conflictos familiares desatados.

No hay sorpresas en esta película, ya que se trata, punto por punto, de todo lo que vimos en la película de animación de 1950. Obviamente se trata de una película de imagen real y realizada en el siglo XXI, así que vamos a ver cosas diferentes y actualizadas, pero se trata de lo mismo.

El tamiz de Disney ha dulcificado mucho esta vieja historia que ya retocaron los hermanos Grimm, que eliminaron algún matiz bastante escabrosos de la narración oral y la convirtieron en algo apto para el consumo infantil. Posiblemente, lo que nos gustaría ver a muchos adultos es la versión original del cuento, que da bastante mal rollito. Pero por ahora nos vamos a contentar con acompañar a nuestros peques y disfrutar de esta reimaginación del clásico de la casa.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *