8 marzo 2016 Comedia, Curiosidades, Fantasía, Trailers

ghostbusters-2016-featurette
¿Quién dijo que todo vale en el cine? No solo hay que mostrar fantasía y ficción en el cine. También hay que procurar ofrecer una base científica a cualquier cosa que tenga que ver con la ciencia. Aunque sea una ciencia inventada y sin nada de lógica por cierto. Es lo que va a ocurrir en Los Cazafantasmas, porque aunque todo lo de cazar fantasmas con ayuda de los protones, los neutrones y toda esa fantástica parafernalia que equipan las chicas del grupo, es pura ficción, las fórmulas que se ven en las pizarras de estas doctoras en física son reales.

O, al menos, todo lo reales que pueden hacerlas los consultores que han contratado para la película. Vayamos por partes. Primero, aunque el Synchrotron no existe y todo lo que hace surge la mente de los guionistas, han querido rizar el rizo y han convertido los gadgets de los Cazafantasmas originales en algo realmente operativo. Vamos, que aunque solo hagan lucecitas y saquen humo gracias a los efectos especiales, los han diseñado como si realmente funcionaran de verdad.

Los técnicos de MIT que han participado en la película han querido hacerlos más realistas, así que los han diseñado como si realmente fueran trampas para fantasmas. Sí, aunque parezca raro, cada elemento del diseño está pensado para que funcionara si toda esa ciencia fuera real. ¿Sorprendente? Pues eso no es nada.

Después de diseñar cada uno de los elementos de la mochila y darle un aspecto realista, con todos los componentes que llevaría en la vida real, se han fabricado siguiendo escrupulosamente esas indicaciones. Asi que son capaces de funcionar tal y como nos dicen en la película que lo harían, llevan toda la teoría de los Cazafantasmas hasta la práctica.

Y no solo eso, como podéis ver en el vídeo, hasta las fórmulas científicas que se ven en la película son reales. Es decir, las han realizado científicos auténticos para que no se escape ni un solo detalle y sean lo más realistas posibles. Hasta las que aparecen en folios que ni siquiera se pueden leer. Un trabajo remarcable que, sinceramente, conmigo no van a aprovechar. Todo me suena a lo mismo. ¿Te animas a descifrar las fórmulas de las pizarras que salen en el vídeo?

Vía | Firstshowing

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *