22 enero 2011 Musical, Noticias

beyonceastarisborn21

A sus casi 81 años, Clint Eastwood es una máquina de rodar. Un director que en su vejez ha decidido hacerse responsable de todas las tareas pendientes en su vida y tocar tantos palos como le fueran posible, estrenando desde el 2000 diez películas a las que se une ahora Más Allá de la Duda (Hereafter) que ha llegado a los cines españoles este fin de semana. En aproximadamente un mes el gran mito del cine vivo tomará las riendas del biopic J. Edgard, pero mientras tanto ya prepara su próximo proyecto, y no podía ser una decisión más sorprendente. Warner Bros acaba de firmar al tito Eastwood para capitanear la cuarta versión cinematográfica del musical Ha Nacido una Estrella con Beyoncé Knowles como protagonista.

El novato Will Fetters es el responsable el guion de este remake sobre una joven chica que llega a Hollywood para convertirse en una de las más prometedoras caras de la meca del cine, ayudada por un alcohólica estrella en sus últimos días de gloria, completamente pervertido por el mundillo. Nombres de lo más dispares suenan para compartir escenario con la cantante, poniéndose en la piel del protagonista masculino, desde Will Smith hasta el rapero P. Diddy o el compañero de la actriz en Dreamgirls, Eddie Murphy.

Los productores además también contemplan la opción de poner a carismáticas estrellas como Robert Downey Jr. o Jon Hamm en el papel.

La idea sería la de comenzar a rodar en otoño, convirtiendo éste en el primer musical de Clint Eastwood. A pesar de ser novato en el género, el artista siempre ha demostrado un gusto exquisito por la música, y más en concreto por el Jazz. En 1988 dirigió el biopic Bird sobre el músico Charlie “Bird” Parker y, entre otras cosas, es conocido por componer sus propias bandas sonoras. Durante su carrera ha sido nominado a los Globos de Oro de mejor banda sonora por Million Dollar Baby y su producción La vida de Grace, y en 2009 recibió una mención en la categoría de mejor canción por su magnifica serenata junto a Jaime Cullum por Gran Torino.

No tenemos ninguna duda de que Eastwood se puede enfrentar a un reto como éste, aunque las cualidades interpretativas de Beyoncé nunca han sido lo mejor de su talento. La Vicki Lester a la que tendrá que dar vida apareció por primera vez en la gran pantalla en 1937, con el rostro de Janet Gaynor; pero sería Judy Garland la que la convertiría en un icono en 1954. Barbra Streisand no tendría tanta suerte como sus predecesoras, cuando la versión de 1976 naufragó calamitosamente.

PD: ¿Están resurgiendo los musicales gracias a la televisiva Glee? Una, dos y tres (Bryan Singer dirigiendo a Bob Fosse) proyectos que podrían certificarlo.

Vía | Deadline Hollywood

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 enero 2011
  2. Eastwood quiere a DiCaprio para A Star is Born 28 junio 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *