3 mayo 2010 Ciencia-Ficción, Comedia, Noticias

pagafantascronocrimenes

Compañeros de facultad y colegas de nominación al Oscar, Borja Cobeaga y Nacho Vigalondo han conseguido hacerse un hueco en la complicada industria cinematográfica española. Uno convertido en un director de comedias juveniles gamberras y el otro dispuesto a ser un realizador de culto admirado incluso por los creadores de Perdidos, ambos despegan hacia la luz verde de sus segundos proyectos en el mundo del largometraje. Por comercialidad, Cobeaga será el primero en ver las cámaras rodando, ya que tras el cierto éxito de Pagafantas, en menos de una semana se dispondrá a dirigir de vuelta en Bilbao No Controles, una comedia centrada en el aeropuerto vasco de la que ya hablamos hace meses.

Unax Ugalde será ahora el protagonista flagelado por el amor cuyo retrasado avión a Stuttgart le evita reunirse con su gran amor, una Alexandra Jiménez (Spanish Movie, Los Serrano) camino a Alemania para trabajar en la franquicia Tapas y Olé.

La acelerada cuenta atrás le enfrentará a un fornido rival con rostro de Miguel Ángel Muñoz (Un Paso Adelante), y un grupo de habituales en la obra del director, como Julián López (Muchachada Nui, Pagafantas), metido en la piel de un tal Juancarlitros; Ramón Barea y Mariví Bilbao, protagonistas absolutos de Éramos Pocos y eternos rostros de la capital bizkaina.

En otro orden de cosas, Vigalondo seguirá apostando por la más pura ciencia-ficción mundana, llevándonos hasta las invasiones en Extraterrestre. Con un par de proyectos en Hollywood que parecen no acabar de avanzar (hacerse un hueco al otro lado tampoco es fácil), esta nueva producción de bajo presupuesto es la mejor salida para el hombre que con Los Cronocrímenes nos dejó boquiabiertos y pidiendo más. Por su vaga descripción, Vigalondo parece haber construido su nueva cinta como un La Guerra de los Mundos contado desde el punto de vista de unos humanos que lo viven “SIN ENTERARSE UNA MIERDA, escuchando rumores infundados, haciendo especulaciones sin fundamento y ocupando su tiempo en actividades inútiles y ridículas.”

PD: Tras ser retenido en Alemania durante cuatro días por causa del volcán (y saliendo desde Bilbao), la descripción del film de Cobeaga no puede hacer otra cosa que sacarme una sonrisa.

Vía | Versión Muy Original y Nacho Vigalondo

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 mayo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *