3 noviembre 2008 Festivales, Opinión

machina-potada.jpg

Emprenderé la crónica diaria de esta terrorífica cita donostiarra con la mala noticia de la suspensión, por dolorosos, motivos familiares de la obra “Aullidos” que iba a representarse en el Teatro Victoria Eugenia por la compañía “Teatro Corsario” dirigida por Jesús Peña.

Se trata de un espectáculo de marionetas para adultos con elevadas dosis de erotismo y misterio en el que prescindiendo de diálogos y con un libreto psicoanalítico se nos ofrece un cuento de hadas en el que termina triunfando el amor a pesar de todos los condicionamientos negativos de un entorno oscuro y frío.

La critica, que ha sido muy generosa con esta producción, destaca sobre todo el realismo plástico de los títeres (reproducidos a escala real) que consiguen mimetizarse en la mente del espectador como seres de carne y hueso.

Asimismo la esperada proyección de “Repo! The Generic opera” de Darren Lynn Bousman ha sido pospuesta hasta el domingo día 9 de noviembre a las 17.30; tengo la íntima esperanza de que esta cinta sea tan deliciosamente “Kitch” como en su día lo fue la mítica “The Rocky Horror Show Picture, que fue dirigida en 1975 por Jim Sherman.

aullidos-teatro-corsarioportada.jpg
Sustituyendo a este espectáculo teatral se volverá a exhibir la universal obra maestra del cine fantástico “Psicosis”, esto me da una oportunidad para contaros unos pequeños detalles, algunos generalmente desconocidos, de esta cinta.

De entrada esta obra superó una criba inmisericorde dado que Alma Reville, la mujer de Hitchcock desde 1926, era la que decidía de primera mano que argumentos le gustaban y cuales no; y en caso de una decisión negativa el Inglés lo acataba sumisamente por si las moscas.

ducha-psicosis.jpg
La campaña de publicidad de “Psicosis” ha pasado también a la historia del cine pues mediante trucos subliminales logró que el público acudiera en masa a los cines como si fuera un viaje mágico a una aventura terrífica, ayudó a ello el total secretismo de la trama.

Como curiosidad os diré que este mismo procedimiento fue repetido un año mas tarde con el film de Billy WilderUno, Dos, Tres”, con la variante de ocultar entre los fotogramas una tentadora publicidad de coca cola; más aterradora era la intención de William Peter Blatty cuando alterno en el metraje de “El Exorcista” (1973) imágenes de gran impacto sicológico que, más o menos, quedaron evidentes en la remasterización, con escenas adicionales, estrenada en el año 2000.

key_art_alfred_hitchcock_presents-portada-por-si-acaso.jpg
Respecto a la célebre escena de la ducha os voy a desvelar un detalle que le quitará un poco de glamour emocional, dado que el personaje que blande el cuchillo, interpretado por el recordado Anthony Perkins, tubo que realizarlo un doble porque el actor tenía una función teatral.

Esta inolvidable escena a la que aporta aun mas dramatismo el genial Bernard Herrmann, músico habitual de Hitchcock, solo dura 45 segundos, pero tardó en rodarse una semana, y su estructura fílmica estaba asentada en 70 planos enlazados casi calidoscópicamente todos tomados desde distintos ángulos, la mayoría casi imposibles.

El director ha reconocido en numerosas entrevistas durante su vida el orgullo que sentía por este film, que le hizo multimillonario, y estaba convencido de haber logrado su propósito que consistía en grabar esta película en la memoria arquetípica de toda la humanidad.

hictcock.jpg
Por ultimo Don Alfred, que era un cachondo mental, le contó a mi amado Francois Truffaut en el libro “El cine según Hitchcock”, mi litúrgico libro de cabecera, que la única persona de la tierra que se aburrió con “Psicosis” fue un pobre hombre en Tailandia, dado que en ese país no hay ni subtítulos, ni doblaje (no creo que sea así en la actualidad) siendo un único actor el que traducía los diálogos, haciendo voces distintas en cada personaje y su película tiene una gran parte del metraje en el que no se dice ni una sola palabra.

La siguiente película que se proyectará será la británica “El viaje fantástico de Simbad”, dirigida por Gordon Hessler en 1974, quizá a muchos de vosotros no os diga mucho, dada vuestra juventud, pero para nuestra generación está integrada en nuestra memoria fílmica sentimental.

La proyección de este largometraje supone un homenaje al recientemente desaparecido John Phillipe Law (Barbarella, 1968), de vida tan aventurera como sus películas; este actor está considerado como el mejor intérprete de Simbad de todos los tiempos y en esta historia, rodada con el añorado Dynarama creado por el mago Ray Harry hauser, se enfrentó a todos los seres mitológicos del calendario Griego y Romano.
el-viaje-fantastico-de-simbad-usar.jpg

Para terminar con este film solo quiero hacer alusión a la presencia de la tentadora Caroline Munro que producía en los tiernos infantes de la época las mismas babas de Homer Simpson.

Continuaré este estimulante paseo por la oferta del Festival con la película Danesa “Déjame entrar”, que fue premiada en la pasada edición de Sitges con el “Meliés de Oro” a la mejor contribución Europea y ha sido muy bien recibida por la crítica.

let-right-no-dejame-entrar.jpg
Su director, el sueco Thomas Alfredson, que también triunfó con este film en el prestigioso Tribeca film festival de Nueva York, es un adicto a los galardones pues también cosechó grandes éxitos con su anterior film “Shades of Brown” (2004)

La cualidad glacial de cada una de las escenas del cine Escandinavo imprime siempre una dosis extra de tensión e impacto a todas las producciones de corte fantástico que nos aportan y esto es lo que promete esta historia sobre un niño, habitante de las afueras de Estocolmo, que traba amistad con una inquietante niña con un terrible secreto; siendo ella la única que le aporta calidez a su vida, marcada por los malos que le son infringidos por sus padre y en la escuela, lo que hace que siempre quiera estar a su lado a pesar del terror que le produce su inquietante aspecto.

let_the_right_one_in2.jpg
Ya comenté sobre su enigmático trailer, de impactante puesta en escena, que tiene una paralizante escena que me dejo sobrecogido.

Termino el resumen de esta jornada dominical con el film Japonés “Applessed ex Machine”, se trata de una cinta de animación dirigida por Shinji Arawak y producida por el éxitoso John Woo (Cara a cara, 1997)
Esta película está basada en la obra del enigmático Masamune Shirow, cuyo verdadero nombre es Ota Masanori, y se ha inspirado para su seudónimo en un legendario forjador de Katanas.

Appleseed” fue la segunda obra de este tótem del Manga y está compuesta por cuatro volúmenes que tienen a millones de fieles seguidores esperando la última entrega que pondrá broche final a la saga.

appleseed-exmachina-primera-dentro.jpg
El argumento de la película de Aramaki gira en torno a una Tercera Guerra Mundial, situada en el espacio temporal del año 2135, que ha causado la extinción de la mitad de los habitantes del planeta.

Lógicamente como toda fabula futurista que se precie integra en su trama a una ciudad perfecta guiada por una líder carismática llamada Gaia, que es a su vez dirigida por seres humanos alterados genéticamente para que no sientan ningún tipo de emoción.

aplessed-ex-maxina-guapas.jpg
El trailer es realmente espectacular y se nota claramente el “toque Woo”, sobre todo en la coreografía de las escenas de violencia.

Reconozco que mi único acercamiento al mundo de la animación nipona fue el hecho de que lloré con “Heidi” y quizá los argumentos de estas célebres sagas se me escapan un poco por su complejidad; pero no dejo de reconocer que este Arte nipón ha sido toda una revolución que ha sobrepasado los limites de la pantalla.

Mañana asistiremos al estreno de varias peliculas francamente interesantes y será aquí, en Cinetelia.

(Fuenetes extraídas de la Web del Festival, Wikipedia y la IMBD.)

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *