6 septiembre 2008 Festivales, Noticias

‘The Wrestler’ de Darren Aronofsky y Mickey Rourke

Tras el torbellino que supuso el corto de Natalie Portman la sección oficial no levantó el vuelo los tres días siguientes, el décimo día de festival apareció Mickey Rourke en The Wrestler y consiguió poner en pie a la crítica. Tiene mucho mérito que presentado una película con un argumento tan repetido, como la caída de un boxeador, salgan victoriosos de la 65 edición de la Mostra de Venecia.

Se trata, ha dicho la crítica, de un clásico que funciona. Rourke acaparó la atención con la que muchos consideran “la actuación de su vida”. Darren Aronofsky para mi un gran director por Pi, fe en el caos y Réquiem por un sueño, se sobrepone con este león de oro el varapalo que supuso el fracaso de La fuente de la vida. La crítica pone de lado al guión y alaban de forma unánime la dirección del neoyorquino.


A. Hathaway y J. Demme

El León de Plata lo ganó el ruso Aleksei German Jr. por su dirección en Bumaznyj soldat (Paper Soldier). La actriz francesa Dominique Blanc, por su papel en L’Autre consigue el premio a la mejor interpretación femenina. La mejor interpretación masculina, conocida como Copa Volpi, fue para el italiano Silvio Orlando por su papel en Il Papà di Giovanna.

El León especial del certamen ha ido a manos del alemán Werner Schroeter por su innovadora obra y el premio especial del jurado para Haile Gerima por Teza, de la que hablamos en días anteriores.

Con respecto a los tres últimos días de festival poco que resaltar. Jonathan Demme presentó Rachel getting married, donde demostró el pasado miércoles que el cine europeo también influye a Estados Unidos.”El filme estaba escrito, pero no planificamos ni un encuadre por anticipado“, ha explicado el director en rueda de prensa. Demme ha querido que su película sea influencia directa de Los Idiotas de Lars von Trier.

El director francoargelino Tariq Teguia presentó el jueves su candidatura al León de Oro con la película Gabbla. La cinta muestra la tensión interna de Argel, así como el sufrimiento de sus inmigrantes, todo ello con una narración que se debate entre lo documental y lo experimental.

Il seme de la discordia es la tercera película italiana en competición. Aunque el filme trata de una mujer que fue violada, Corsicato no trata el tema de los traumas de la violación o el aborto, sino del amor y la fidelidad en la pareja.

Vía | reuters

Foto | image.net

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *