13 febrero 2010 Fantasía, Noticias

Emilybrowninf728

Pese a que para nosotros la historia clásica de La Bella Durmiente sea aquélla de Perrault en la que el príncipe besa a su dormida princesa, extendida en nuestro conocimiento por los Hermanos Grimm y Disney ya en el siglo XX, la original -como ocurre con muchos de los cuentos clásicos- muestra una visión mucho más dura del relato, con violación sexual incluida. Con esto como fuente, la primeriza Julia Leigh entró con su casi pornográfico guión de una renovada Sleeping Beauty en la Black List de 2008 (la lista de mejores guiones sin producir de Hollywood), y ahora prepara su salto a la dirección con él y una joven protagonista como Emily Browning (australiana vista en Una serie de catastróficas desdichas de Lemony Snicket y próximamente en Sucker Punch de Zack Snyder) y diez millones de dólares.

El argumento sigue a una estudiante metida en el mundo de la prostitución a quien encierran en una cámara para “bellas durmientes” completamente drogada y dormida. Allí, en este particular nicho, los hombres hacen lo que quieren con ella cada noche, despertándose por la mañana sin acordarse de nada.

El rodaje que comienza en un mes en Las Antípodas ha conseguido a Browning a última hora después de la caída de la muy ocupada Mia Wasikowska, que suma proyecto tras proyecto.

Wasikowska, el descubrimiento de En Terapia y protagonista de Alicia en el País de las Maravillas, acaba de estrenar con éxito en Sundance The Kids Are All Right junto a Julianne Moore y Annette Bening, y se ha unido a los rodajes de Restless de Gus Vant Sant y Jane Eyre de Cary Fukunaga. Una carrera meteórica que comienza inmejorablemente, y otro rostro australiano que sumar al numeroso grupo en Hollywood, capitaneado ahora por Sam Worthington.

Vía | The Playlist

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *