20 noviembre 2008 Especiales, Western

zurdo.jpg
Continuando con la primera parte del especial dedicado al western, encontramos ahora una nueva transformación a la hora de plantear las nuevas obras del género.
Los años cincuenta dieron lugar a la época más brillante para el western, aunque con Ford el western se formó y vivió años de un apogeo desbordante, en los próximos años una serie de títulos reinventaran nuevas maneras narrativas y aparecerá el conocido spaghetti western. Me refiero a directores como Nicholas Ray que en el 54 destacó un duro y frío retrato del western como fue Johnny Guitar. O los venideros y llamados directores de la violencia norteamericana; Sam Peckinpah y Arthur Penn sobre todo. Estos mostraron una cara más sucia, mas desposeída de prejuicios y reflejaban en imágenes unos duros años, con personajes violentos y oscuros. Películas como El zurdo, La jauría Humana de Arthur Penn, o Duelo en la Alta Sierra, La Balada de Cable Hogue o el western urbano Perros de paja ya en los 70, de Sam Peckinpah, son ejemplos de este cambio paulatino hacía esa nueva visión que el cine tomaba. Quiero añadir una especial mención a una obra que por su complejidad narrativa, se convierte en uno de los mejores western de la historia. Grupo Salvaje , sin duda una de las mejores obras de Peckinpah, cuenta de manera magistral la amargura de los personajes que en ella se ven envueltos. Un grupo de hombres que luchan por todo o nada, un retrato violento y desgarrador de la lucha del hombre por la supervivencia. Una película imprescindible para los amantes del cine.

gruposalvaje.jpg

Dejando atrás películas y más películas que podríamos nombrar, para terminar esta breve incursión en la evolución del cine del oeste, debemos pararnos para analizar la obra del italiano Sergio Leone, este y Ford puede que sean los que más películas conocidas han hecho del género en cuestión. El italiano es el icono más reconocible del conocido spaghetti western. Caracterizado por dar vida a personajes sin ningún tipo de escrúpulos o miramientos morales, este tipo de cine fue mayoritariamente rodado en España e Italia. El apogeo de este subgénero se daría sobre todo en la década de los 60 y 70. Directores como Sergio Sollina, Duccio Tessari o Lucio Fulci, engloban una larga lista de personajes que dieron vida a las historias sucias del western. Esa era la mayor característica de este estilo, un estilo sucio, a la par que artístico, con bajo presupuesto y con la capacidad de mostrar hombres duros y rudos, mezclando facetas del clásico western pero impregnándolo de mitología.

Leone será recordado por cuatro películas. Pero cuatro obras claves. Su trilogía del dólar escrita entre el 64 y el 66, manifiesta el nuevo éxito que este estilo representó para el cine. Primero por ser tres obras esenciales llenas de estilo y lirismo. Sobre todo si hablamos de El Bueno, el Feo y el Malo, la última de ellas que representa el mayor ejemplo del spaghetti. Además de su ya más que comprobada brillantez, nos dejó para el futuro lo que hoy son dos estrellas de nuestros tiempos: primero Clint Eastwood, el mejor ejemplo de vaquero callado y sumergido en la estética del propio género, no obstante será este quién dará otra vuelta de tuerca al western con su obra maestra Sin Perdón. Segundo nos dejó a Ennio Morriconne, el compositor de la banda sonora, actualmente el más famoso del mundo junto a John Williams. La estética, los personajes, la música, todo es parte del estilo que Sergio Leone compuso en sus tres películas: Por un puñado de dólares, La muerte tenía un precio y la mencionada El Bueno, El Feo y El Malo.

buenofeomalo.jpg

No transcurrió mucho tiempo para que el propio Leone presentase otra obra maestra: Hasta que llegó su hora. Particularmente pienso que es la mejor de su obra. Un estilo ya consolidado, utiliza lo mejor del cine clásico para crear una historia actual, donde Charles Bronson se erige esta vez en su actor duro. También con música de Morriconne, la primera media hora es sublime, solo la armónica sirve como conductor de la historia, no hacen falta palabras, tan solo la sutil melodía y las balas entrecruzándose.

Seguramente me olvide de muchos títulos, importantes, pero los mencionados anteriormente son los más reconocidos por todos, y por su calidad y contribución al western merecen ser recordados. El interés del western fue disminuyendo en los 70, pero en los 80 llegaran algunos títulos de relevancia, que bueno, comentaremos en próximos post. Confiemos que el estreno de Appaloosa cumpla las expectativas marcadas, y por lo menos recordar tiempos mejores de un género que esperemos no se olvide.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Especial El Intercambio (I): Clint Eastwood, el actor incansable 22 diciembre 2008

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *