10 agosto 2015 Ciencia-Ficción, Opinión

fantastic_four-poster
En estos tiempos en los que la información circula más rápido de lo que es posible digerirla, parece que no nos da tiempo ni a experimentar por nosotros mismos lo que vamos a ver o a escuchar. La actividad en blogs, páginas oficiales y las opiniones de los críticos se multiplican y sus opiniones pueden hacer que una película triunfe o fracase antes de su estreno.

Esto es lo que ha pasado con Fantastic Four, la película que devuelve a los héroes de Marvel a la pantalla grande, tras las dos películas anteriores, que no fueron todo lo espectaculares que esperábamos todos. Y lo curioso es que, antes de su estreno, ya parecía condenada al fracaso que ha experimentado tras su estreno estadounidense.

El día del estreno se consumó el desastre: solo tuvo una recaudación de 2,7 millones de dólares, una cantidad que ya atestigua su fracaso. Por comparar, Ant-Man recaudó 6,4 millones de dólares en su primer noche. La diferencia es obvia. No está todavía la recaudación del fin de semana, pero se espera bastante desastroso.

fantastic_four-antorcha_chica_invisible

Y, por si fuera poco, hace unas semanas comenzó a circular una noticia preocupante: las críticas que ya habían realizado algún crítico y blogger, invitados por la propia Fox, quedaban embargadas hasta el día del estreno. Precisamente por lo que hemos hablado al principio de este artículo, ya suena bastante raro. La única explicación que se le pudo dar a esta maniobra de Fox es que no había salido bien parada a sus ojos.

La polémica de la película comenzó en sus etapas más primarias, cuando se destapó que el director Josh Trank quería hacer “algo completamente distinto al cómic, algo que no se ha hecho antes con los 4 Fantásticos”. Algo que no sentó bien, ya que si se quiere hacer una adaptación de unos personajes con tanta trayectoria, lo importante es tener cierto respeto, por los personajes y por los autores que han trabajado con ellos antes.

La segunda pedrada fue la elección de los actores. En lugar de adultos, como ocurre en el cómic y en las adaptaciones anteriores, se optó por jóvenes que experimentaban con dimensiones paralelas. Pero lo que sorprendió fue la elección de Michael B. Jordan para el papel de Johnny Storm, la Antorcha Humana. Un papel que representaba a un joven caucásico, creado en los años 60, que cambiaba de color para cumplir con las cuotas impuestas por lo correctamente político.

No sería un gran problema si no fuera porque el papel de su hermana, Sue Storm, recayó en Kate Mara. Este cambio provocó un giro en toda la argumentación base de la película y ya destruyó el aspecto de “familia” que se ha intentado crear siempre con estos personajes. La elección de Jamie Bell como Ben Grimm acabó de apuntillar a los personajes.

Pese a estos cambios, se podría pensar que el director podría haber capeado el temporal ofreciendo una cinta de acción y buscando cierta coherencia. Pero se desmarcó “desmontando” los poderes, buscando una verosimilitud que no se puede pedir a una película y unos personajes como estos. ¡Es ficción!

fantastic_four-doctor_doom

El resultado, dicen, es un completo despropósito, un batiburrillo de ideas tomadas de aquí y allí, y curiosamente, no del cómic original de los 4 Fantásticos. Es cierto que los lectores son los menos y que los espectadores no tienen por qué saber nada de los personajes ni sus motivaciones, pero, comentan, ni así.

Para acabar de arreglarlo, el propio director ha renegado de la película a través de un tuit. En él decía que “tenía una gran película en mente hace un año, pero no la podréis ver nunca”, señalando a la productor como responsable de cualquier despropósito que aparezca en la película. Algo, que de paso, ha jugado en su contra y que ha puesto contra él a la maquinaria de Hollywood.

Faltan solo unos días para que estrene en España y podremos sacar nuestras propias conclusiones. Aunque me temo que todo este aluvión de informaciones negativas, harán que no poca gente se piense comprar una entrada para una película que, justa o injustamente, ha sido hundida antes de su estreno. ¿Irás a verla?

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *