10 agosto 2009 Festivales, Noticias, Opinión

theholeyup

Algunos afirman que el formato de tres dimensiones es sólo una moda pasajera, otros, en cambio, aseguran que éste será un vuelco tecnológico equiparable a la llegada del color o el sonido estéreo que mejorará la perspectiva (nunca mejor dicho) y la manera de disfrutar del cine. Posiblemente nadie podrá asegurar nada hasta ver los resultados del Avatar de James Cameron, película con la responsabilidad de cambiar por completo la percepción de la técnica, pero lo que ninguno de los dos grupos puede discutir es que este 2009 está siendo el año del 3D. Así lo han creído también los organizadores de la Mostra de Venecia, que no solo dedicarán un ciclo entero a Pixar, sino que han creado una categoría especial para dar salida a los diferentes títulos que usen esta “realista” profundidad a lo largo del año.

Nueve filmes muy distintos entre sí serán los candidatos a recibir el galardón, entre los que se encuentran, por supuesto, Up y un estreno mundial e independiente como The Hole de Joe Dante. El director de Gremlins cuenta en este thriller de terror la historia de unos hermanos que descubren en su nuevo hogar un misterioso agujero en el suelo que les llevará a enfrentarse con sus peores miedos. No es casualidad que precisamente sea este género -encargado siempre de despertar nuestros sentidos de la mano de distintos tejemanejes como la fotografía o la música- uno de los que más se esté atreviendo con las 3D.

De hecho, entre las candidatas encontramos incluso a My Bloody Valentine; además de un film de aventuras como Viaje al Centro de la Tierra en 3-D, un buen puñado de películas animadas como Monstruos contra Alienígenas, Ice Age 3, Battle for Terra y Coraline y un concierto/musical del que es mejor olvidarse como el de los Jonas Brothers.

Todavía nos queda por saber en qué se basará el jurado para premiar a su ganadora, si en la calidad de los medios utilizados o en la calidad argumental de la misma. En cualquier caso, Up se plantea como clara vencedora dentro de una sección donde, salvo honrosas excepciones, parece que prime la carroña. La producción de Pixar no solo tiene una historia con grandes mimbres con corazón y entretenimiento, sino que utiliza el redescubierto formato con tino, olvidándose de la cansina espectacularidad (y efectos facilones) y haciéndolo convergir con total normalidad como si fuera otro elemento del relato, al igual que la fotografía o los elementos de luz. Y es que el 3D tendría que adaptarse siempre a la película, y no al contrario, como los cineastas habitúan a hacer.

Debería ser además una manera de ver el cine que conviviese con la tradicional, que en el caso de la animación parece casi desaparecida de las salas excepto por los trabajos de Miyazaki o The Princess and the Frog. El problema es que los estudios prefieren estrenar sus productos también en salas especiales, ya que los precios son más altos y sacan más beneficios por menos personas. La rentabilidad ha ayudado a Up, por ejemplo, a convertirse en la segunda película de la historia Pixar que más ha recaudado en su país de procedencia. No es casualidad que todas las nominadas tengan un origen estadounidense.

Veremos cómo queda todo en esta celebración del cine del 2 al 12 de septiembre.

Vía | Variety

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • La clave está en Avatar, estoy esperandola para ver mi primer 3D. Porque si James Cameron no es capaz de revolucionar el panorama, no creo que nadie pueda. De todas formas, como tu bien dices, hasta que no se den cuenta de que lo importante es la historia y no adaptarse al 3D, no tendrá mucho fuste el tema.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 agosto 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *