27 septiembre 2008 Actores

newman.jpg

Hoy a las tres de la tarde estaba en una cafetería, con la mirada perdida en ninguna parte, cuando de pronto la imagen de Paul Newman, radiante como siempre, iluminó la pantalla del televisor; de pronto sentí un duro presagio, antes de oír la noticia sabia que había muerto el mejor actor de todos los tiempos.

Los pocos que me conocen saben que digo la verdad al afirmar que estaba preparándole un homenaje pues, conocedor de su grave enfermedad, quería hacerlo en vida, pero como de costumbre la muerte no avisa.

He acudido al ordenador para refrescar datos, revisar su filmografía: en definitiva recoger fríos datos sobre la estrella mas grande del universo hollywoodiense y os confieso que no puedo ver la pantalla.

Toda una forma de vivir el cine se ha ido con él, solo me vienen a la cabeza retazos de “El golpe” “La leyenda del indomable” “Marcado por el odio” “Dos hombres y un destino” pero todo eso se lo ha llevado el viento.

Reconozco que estoy haciendo un esfuerzo para convencerme de que Paul Newman jamás morirá en el corazón de los que realmente amamos el cine.

paul_newman2.jpg


Newman
me sabe a programa doble, a besos furtivos, a alegría de vivir; siento que me han quitado un punto de referencia de mi juventud.

Este actor ha sido probablemente el mayor representante del arte en movimiento, cine, teatro, nunca nadie superará su luz azul, su presencia sosegada y su cálida sonrisa.

Cuando la vida le mostró su cara mas amarga tras la muerte de su hijo él supo enfrentarse a ella con sus hermosos ojos azules y entregarse a devolver toda la felicidad que había recibido.

Hoy ha muerto en Estados Unidos el alma del cine, ya solo nos queda Kirk Douglas, su corazón.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *