20 octubre 2010 Fantasía, Noticias

hobbitfasbenssertennantnesbit

La infinita pre-producción de El Hobbit cada vez se parece más a una de esas eternas partidas de parchís en las que cuando parece que tienes las fichas colocadas para entrar en su cobijo todo se viene abajo y tienes que retroceder hasta la primera casilla, o un culebrón cinematográfico de estos que tenemos claro se convertirá con el tiempo en un muy interesante documental. Es por ello que todas las buenas noticias que semana tras semana nos llegan de su recuperación nos la tomamos con cierto cuidado, leyendo entre líneas y esperando a que nos vuelvan a dar una nueva decepción, ya sea por la quiebra de la productora, por la salida de alguno de los envueltos o incluso por broncas por la asociación de actores neozelandesa. Sin embargo esta vez (y lo dijo no muy alto, para que no se me oiga demasiado) parece ser la definitiva.

Con toda las señales apuntando a que Peter Jackson se sentará al fin en la silla del director (como debió ser desde el primer momento), parece que el eterno favorito Martin Freeman (The Office) se encuentra más cerca que nunca de ponerse, a partir de febrero, en la piel de Bilbo Bolsón, una vez que el actor acabe de rodar la segunda temporada de Sherlock.

Teniendo la luz verde y una fecha estimada de estreno para navidades de 2012 (el primer film) y de 2013 (el segundo) -en 3D, por supuesto-, la producción sigue su camino y, así mismo, comienza a camelar a actores secundarios que se unan a los perennes Ian McKellen y Andy Serkis como David Tennant, Michael Fasbbender o James Nesbitt (la recomendable serie Jekyll, Coriolanus).

El último, la cara más desconocida del trío, daría vida a Bofur, uno de los tres enanos que se une al viaje hacia el dragón de Bilbo y Thorin Oakenshield (enano al que se ha relacionado en variadas ocasiones con Brian Cox). Fassbender y Tennant, por su parte, se abrirían así una puerta más en un Hollywood que les sigue dando oportunidades gracias a su talento y su destacado trabajo en la televisión británica. El primero, uno de los descubrimientos internacionales de Tarantino en Malditos Bastardos, se dejará ver en breve en A Dangerous Method de David Cronenberg; en Jane Eyre junto a Mia Wasikowska y como Magneto en X-men: First Class, curiosamente heredando el personaje de un McKellen que regresa para calzarse las barbas de Gandalf de nuevo. A su vez, el que fuera un magnífico Doctor Who, largamente rumoreado para el rol protagónico, probablemente comparta elenco con una de las antiguas encarnaciones del personaje, dado que Sylvester McCoy parece ser el que encargado de dar vida al mago Radagast.

El propio Jackson, Fran Walsh, Phillipa Boyens y el desentendido Guillermo del Toro quedan finalmente como escritores del libreto conjunto que esperamos sea capaz de superar todas las expectativas creadas, en parte, gracias a su larga campaña de pre-producción.

Vía | The Playlist

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 octubre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *