7 mayo 2013 Acción, Críticas

Iron Man 3

Tras una brillante primera película, y una floja segunda parte, no era muy complicada la tarea de crear una tercera entretenida y bien hecha, pero no ha sido así. Es verdad que la película tiene todos los ingredientes básicos: aventura, drama, humor… pero cuando estos elementos no han sido agregados en la fórmula en la proporción correcta.

Como ya pasara con Iron Man 2, su mayor defecto es el exceso de parodia de sí mismo. Si en la primera aparición del personaje, Robert Downey Jr nos deslumbró con su carisma, socarronería y egocentrismo, en la segunda entrega casi llegó a ser excesivo y en esta Iron Man 3 a veces resulta algo pesado por sus bromas sin descanso, sobre todo a costa de la armadura.
Pero vayamos con el argumento: Tras los acontecimientos vividos en la película de Los Vengadores, Tony Stark sufre una gran ansiedad que no le permite descansar, por lo que pasa el tiempo encerrado en su taller, llegando a construir hasta 42 armaduras diferentes.

Al mismo tiempo, aparece un terrorista internacional, El Mandarín, al que Tony se enfrentará cuando un amigo suyo resulte gravemente herido, mientras que el gobierno de los EE.UU. lo único que hace, prácticamente, es una campaña publicitaria (pintando a Máquina de Guerra con los colores de la bandera y bautizándolo como “Iron Patriot”, lo que dará lugar a no pocas bromas). Además parecerán dos antiguos conocidos del protagonista que estarán más o menos relacionados con El Mandarín.

Es cierto que Iron Man 3 es una película entretenida, espectacular y muy vistosa, pero está completamente vacía (incluso para ser un “blockbuster”). Está alargada aunque sólo tenga una duración de poco más de dos horas: toda la escena de Tony en el pueblo con su nuevo pequeño amigo es totalmente prescindible. Incluso la supuesta crisis de ansiedad es difícilmente explicable en un personaje como Tony Stark (“Genio, millonario, playboy, filántropo”). Se intenta justificar que Tony Stark no necesita la armadura para ser un hombre, y así es, claro. Pero sí que la necesita para ser un héroe.

El público busca al Stark bocazas, irónico y creído, no a un pobre héroe caído y humanizado. Esta tercera película cae, además, en lo que yo llamo “el complejo de la tercera película”: tienes que sorprender al público, y seguramente ya se han agotado las ideas en la entrega anterior. Así que el director, Shane Black (Arma Letal; Kiss Kiss, bang bang) nos intenta sorprender pero no lo logra porque utiliza todos los tópicos posibles: destruyen la casa del protagonista (Batman Begins), le quitan los poderes (Superman II)… Al final, el resultado es una película de Iron Man sin Iron Man.

En resumen, una película entretenida y poco más, que no llega a divertirnos o a emocionarnos, que nos dejará fríos. No es mala, pero está hueca. Se rumorea que el actor está cansado del personaje y que sólo le veremos ponerse la armadura una vez más: en Vengadores 2. Creo que es lo mejor.

Y, por cierto, hay escena final tras los créditos, pero es una pequeña broma y no anuncia nada sobre próximas películas de la franquicia Marvel.

Imagen | Marvel

También te puede interesar

Comentarios

4 comentarios
  • Lo que he dicho en muchas ocasiones discutiendo sobre esta peli: cuestión de opiniones.
    A mi me pareció perfecta la humanización del personaje y la interacción con el crío es genial: un mega multi billonario poseedor de la armadura más avanzada del planeta pidiendo favores a un crío cansino y respondón? Hell yeah!
    Y eso de “el público busca”… puede ser lo que tú esperases. Yo salí la mar de contento con la película, las opiniones de mi grupo de habituales para ir el cine son parecidas (de hecho hemos repetido) y cuando la gente dice que el plan del Mandarín no queda claro y tal… pues lo siento, pero es que me parece que la gente a veces es un poco idiota y le cuesta sacar conclusiones por sí misma (cosa que Shane Black hace muy bien dejando que seamos nosotros los que atemos cabos entre lo que nos explica el “Mandarín” y lo que dice Killian).
    En fin, que a mi me pareció la mar de divertida, con cosas objetables por supuesto, pero muy recomendable.

    • Fercatodic

      A mí me sobra el crío y toda esa parte del guión. No es que esté mal inserto en la historia (o en el carácter de Stark), es que no aporta nada a la trama. ¿divertido? Sí, claro, pero totalmente inútil.
      En cuanto al Mandarín (y al guión en general), yo no lo he notado confuso para nada. No estoy de acuerdo con lo que han hecho con el personaje, pero entiendo el cambio, aunque existen otras soluciones que no destruyan un personaje ya creado. Podrían haberse inventado otro terrorista. El plan está claro desde el principio, literalmente.

  • Adam

    No creo que las escenas del pueblo sean prescindible, pues se enfrenta por primera vez a alguien con el virus extremis. Además no se si os habeis enterado pero ese chico con el que interacciona Tony Stark será futuramente Nova en Los Guardianes de la Galaxia, más información por favor.
    En cuanto al resto de opiniones… no sé yo no lo veo así, que un personaje sea de una forma no quiere decir que no le pueda ocurrir algo traumático o que simplemente se comporte de otra manera… Mi opinion va aquí:
    El único y grandisimo fallo que yo le he visto a la película es la invención de un Mandarín falso que tiene los 10 anillos en el dedo de adorno y es un actor bien pagado. Ahora el tipo rubio que no recuerdo su nombre, usando el virus Extremis es bastante potente, pero si quería colocar a ese villano, que ni hubiesen mencionado al Mandarín, para mí es un insulto al personaje en los comics.
    Por otro lado, lo de la caída del heroe no se de dónde sale, destruyó las armaduras y todo no sé si sabeis que Robert Downey Jr erá ahora mismo en negociaciones para Los Vengadores 2 como Iron Man. En definitiva es una película en la que el héroe vive una aventura diferente, no tiene por qué ser un defecto, si viviera siempre lo mismo sería aburrido.
    Un saludo

    • Fercatodic

      Yo croe que sí son prescindibles porque podían haberlo expuesto de otra manera: Tony llega al pueblo a investigar la primera explosión, se enfrenta a los agentes de IMA y se va… No hacía falta ningún otro personaje.
      Que el niño sea en el futuro Nova es completamente irrelevante para el guión. Un guiño simpático, tal vez, propio de una escena post-créditos.
      En cuanto al Mandarín, estoy de acuerdo en que es una pena lo que han hecho con el personaje. La idea es buena, pero para eso podían haberse inventado otro enemigo.
      La caída del héroe es algo obvio en la película, sólo tienes que ver el final y ciertos aspectos que no podemos tratar sin hacer spoilers. Por supuesto que aparecerá en Avengers 2, no tiene nada que ver con que renueve o no. Como han hecho con Batman o Spiderman, ahora toca un nuevo reboot.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 mayo 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *