25 febrero 2012 Acción, Noticias

Jai Courtney es en estos momentos un completo desconocido. Dentro de un año a estas alturas, sin embargo, será uno de los nombres más sonados de Hollywood. Este joven y musculado actor australiano, visto como gladiador lleno de testosterona de Spartacus: Sangre y arena, ha sido el elegido para convertirse en hijo de Bruce Willis en la quinta entrega de La Jungla de Cristal, A Good Day to Die Hard, que se estrenará -si todo sale según lo planeado- el 13 de febrero de 2013.

El director John Moore (Max Payne) y su equipo deberían trasladarse, por lo tanto, cuanto antes a Rusia, donde se rodará la última aventura del imparable sesentañero John McClane. Courtney, además, se presenta como el encargado de tomar la herencia de la saga, un relevo que no acabó de funcionar en franquicias como Indiana Jones o Misión Imposible pero que debería empujar la jubilación de un Willis lastrado por su edad. Como manda la tradición, el hijo servirá de respuesta rebelde al protagonista, que ha pasado su vida alejado de su educación.

El actor ha conseguido superar en la ardua carrera a nombres mucho más famosos como los de Aaron Paul, James Badge Dale, Paul Walker, Milo Ventimiglia y Liam Hemsworth (Los Mercenarios), quien ha estado hasta el último momento haciendo pruebas frente a los productores. Courtney tendrá la oportunidad de probarse también en One Shot, otra esperada cinta de acción donde compartirá planos con Tom Cruise.

A falta de un villano carismático, Moore decía estar tratando de tentar al veterano Patrick Stewart, que interpretaría a un jubilado militar soviético con muchos cadáveres en su armario.

Vía | Collider

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *