22 abril 2012 Noticias

John Carter finalmente no se trata de un simple tropiezo de un estudio de cine, se ha convertido en un autentico tornado, y de los devastadores, dentro de Disney Studios. Aunque un conglomerado tan grande formado por otras marcas como Pixar o Marvel no van a notar este fracaso en lo económico, si que ha resultado ser la razón de la precipitada renuncia de Rich Ross. Un hombre que es responsable a su vez de grandes éxitos comerciales como ejecutivo de la división de televisión como Hanna Montana o High School Musical, y mientras dirigía el estudio de cine fue responsable a su vez de éxitos como Alicia en el País de las Maravillas, Toy Story 3 o Piratas del Caribe 4.

Todo su currículum al frente de la compañía no ha servido para amortiguar el golpe, y es que el tema de John Carter es demasiado sangrante como para olvidarlo. Una producción que ha costado unos 250 millones de dólares sin contar los gastos promocionales, y aunque han conseguido recaudar algo más en la taquilla mundial, se dice que hasta ahora las perdidas contables de esta película son aproximanente de 200 millones de dólares. Un fiasco que difícilmente olvidaran en la compañía, y que con mucho sentido le cuesta el trabajo a Ross.

De todas formas el estudio podrá compensar las perdidas muy pronto. El próximo 4 de mayo estrena The Avengers, y con un coste de 220 millones de dólares se prevee que sea un auténtico éxito en taquilla, algo que pocos dudan y que tranquiliza a los dueños de la compañía. Rich Ross de todas formas parece que contaba con detractores dentro de los creadores relacionados con Disney, númerosos enfrentamientos con John Lasseter no pueden ser buenos. Sobre todo teniendo en cuenta que Lasseter es el genio tras los éxitos de Pixar. A su vez también han sido conocidas las discusiones aireadas por la prensa con otros realizadores y productores de la talla de Steven Spielberg, Gore Verbinski y Jerry Bruckheimer.

Vía | WP

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *