28 marzo 2010 Acción, Noticias

malkovichdormandtrans

Aunque no nos lo quisiéramos creer, desde el mismo estreno de Transformers 2 en salas comerciales (o incluso desde antes), teníamos claro que la tercera entrega sería un hecho, con el infatigable Michael Bay volviendo a activar su enorme ingeniería de explosivos, coches molones, y robots y mujeres (también explosivas) mono-neuronales. Sin embargo, esta semana ha dado un par de sorpresas a su producción. De buenas a primeras nos encontramos con las verdades como puños salidas de la boca del director en contra del efectivista uso del 3D durante los últimos meses (y por ende, su completo rechazo a las presiones de Paramount para incluirlo en su cinta), y por otro las contrataciones de peso para su reparto, con un John Malkovich, Frances McDormand y Ken Jeong aparentemente necesitados de capital.

Como comentábamos, Bay ha tomado una de las posiciones más cuerdas en el actual panorama donde las productores piden a golpe de talonario la conversión de TODO en tres dimensiones, sólo pensando en el mayor beneficio y olvidándose de la calidad de la técnica y de los efectos contraproducentes que la explotación puede tener sobre ella. Bay hizo unos test iniciales pero no le acabaron de convencer, viéndolos poco adecuados para su tipo de cine, “Estoy intentando que me convenzan, y algunas compañías todavía están trabajando en las capturas que les he entregado. Por el momento parece falso 3D, con capas muy aparentes. Vas a la sala de cine, esperas estar entusiasmado, y acabas pensando, hum esto es una mierda. La gente puede decir lo que quiera sobre mis películas, pero son técnicamente precisas, y si esto no va a ser excelso, no lo quiero hacer. Y esa es mi decisión“, comenta el cineasta, “Este proceso de conversión siempre va a ser inferior a rodar en 3D real. Los estudios pueden estar dispuestos a sacrificar la imagen y el uso del engañó para conseguir 3 dólares más en cada entrada, pero yo no lo estoy. Avatar tardó cuatro años.

Si sólo alguna de sus películas fuera tan meditada como estas declaraciones… y es que Hollywood está últimamente haciendo muchos movimientos en falso esta dirección con Furia de Titanes ,convertida en el último momento, o toda la pole de salida de los mayores blockbusters de los próximos veranos, preparadas para pasar por las salas de 3D. No sólo es un hecho que los cines todavía no están hechos para asimilar tanta oferta, sino que la demanda es posible que baje en bloque cuando todo esto deje de ser un evento y se convierta en una simple fanfarria sin nada más que entregar, cuando la audiencia se haya dado cuenta de que todo es un truco barato en el que ni siquiera se ha invertido tiempo o dinero. Si se quiere hacer cine en tres dimensiones que se ruede en tres dimensiones, si no simplemente será como cuando las películas de blanco y negro se coloreaban con plastidecors. No puede haber cada año 12 Avatars o Alicias, es insostenible.

Dejando esta extensa polémica para otro día, hablemos del curioso reparto unido para el film. Como una de las víctimas del caso Madoff, casi nos parece lógico ver a Malkovich en esta posición en la que ya se ha visto en anteriores proyectos, pese a que siga dándonos coraje. El mejor excéntrico de la meca del cine será el antiguo jefe del sosainas Shia Labeouf. Frances McDormand, por su parte, siempre ha conseguido evitar con acierto este tipo de producciones (nadie se acuerda de Aeon Flux, por su salud mental). Ella será la Directora Nacional de Inteligencia. Por suerte siempre tendrá a su marido y su cuñado para enfrentarse un nuevo trabajo interesante. Por último, el rol del ocupadísimo Ken Jeong (reconocido por Resacón en Las Vegas y actualmente en la notable serie Community), todavía es desconocido, aunque muy posiblemente será el personaje graciosete de la función. Si improvisa y se salta el guión a la torera puede sumar bastantes puntos. Por supuesto, Josh Duhamel y Megan Fox (¿alguien se acuerda de la bronca con Hitler-Bay?) también volverán, puesto que no tienen nada mejor que hacer con su vida.

Con algo a lo que llaman guión terminados, sólo es cuestión de tiempo que Bay se ponga a rodar, que los dioses del anti-entretenimiento nos cojan confesados.

Vía | The Playlist

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 marzo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *