22 febrero 2015 Acción, Aventura, Estrenos

Kingsman, al (brutal) servicio de su majestad

Imaginaos: un chaval problemático, que sobrevive en un entorno sin futuro y que le encamina a convertirse en un delincuente. Un inadaptado cuya inteligencia está por encima de la media, que ha conseguido las mejores notas en clase y bastantes honores en el ejército… que tuvo que dejar para cuidar a su madre.

Ahora, a este joven le unimos un extraño que le da una oportunidad: convertirse en agente secreto al más puro estilo del Bond de los 70: coche armado con misiles, cientos de gadgets mortales (y molones) y, por supuesto, licencia para matar. Hasta aquí nada nuevo ¿verdad? Pues Kingsman “es otra clase de película”.

¿Bien? El tráiler no nos dice nada que nos quite esa idea de que es una película típica de espías. El chico problemático resultará ser el primero de su promoción y tendrá que salvar al mundo; su “tutor” aprenderá también cosas de su pupilo; el malvado megalómano pretende destruir el mundo… Incluso no falta la típica cuenta atrás de la gran amenaza. Nada nuevo bajo el sol, excepto como hemos oído algunas palabrotas sueltas. Esta sensación debería cambiar si os digo que el guión está basado en una serie de cómics de Mark Millar.

Mark Millar es el último “enfant terrible” del cómic norteamericano. Baste decir que a su pluma le debemos Kick Ass, así que ya os podéis imaginar que esta historia del servicio secreto no será nada típica y sí bastante bruta.

Kingsman, al (brutal) servicio de su majestadComo parece indicar el tráiler, asistiremos a una historia de espías que ya desde el principio nos advierte del tono que tendrá el resto del metraje mediante unos ingeniosos y divertidos títulos de crédito. La historia continuará por el cauce previsto hasta que llega un momento en que el plan malvado es puesto a prueba. Es entonces cuando toda la mala baba de Millar y del director, Matthew Vaughn, nos estalla en la cara y nos despierta de nuestro complaciente (hasta entonces) visionado de la historia, arrojándonos una irónica versión del género, riéndose de todas sus presunciones.

Hemos hablado del director. Matthew Vaughn fue el director de las dos entregas de Kick Ass, como hemos dicho basadas en cómics de Mark Millar como la que nos ocupa ahora, pero además es conocido por dirigir excelentemente X-Men: Primera Generación, película que regeneró la franquicia mutante y que, curiosamente, mezcló el género de súper héroes con el de espías. Cuando se le propuso adaptar una nueva obra de Millar incluso declinó dirigir la nueva película de los mutantes (X-Men: Días del Futuro Pasado). Ahora, dada la gran acogida de Kingsman, están en negociaciones para adaptar otra obra del guionista de cómics: Némesis (lectura muy recomendada, por otra parte).

El protagonista es un joven Taron Egerton que cumple con su cometido. El problema que tiene es que debe compartir películas con monstruos de la pantalla como Michael Caine, Samuel L. Jackson o Colin Firth y, claro, no aguanta la comparación. Aunque es cierto que como aspirante a agente e, incluso, como héroe de acción su trabajo es bastante bueno, su papel como joven de los barrios bajos es lamentable y nada creíble.

Kingsman, al (brutal) servicio de su majestad

La elección de Colin Firth parecía obvia. Para su suerte o desgracia tiene la imagen de un verdadero gentleman en todos los sentidos desde que protagonizara El discurso del Rey. Flemático, estirado y siempre eficiente, será el principal valedor del chaval barriobajero (del diamante en bruto) y, por supuesto, tendrá razón. Junto a él están el ya citado Michael Caine como director de la agencia y Mark Strong como una especie de “Q”, que debe examinar a los candidatos. Curiosamente, este mes coinciden Firth y Strong en unos papeles totalmente diferentes en No confíes en nadie.Samuel L. Jackson construye un personaje a la vez ridículo y temible

Por último, pero no menos importante, tenemos a los temibles villanos de turno que quieren destruir el mundo. Samuel L. Jackson construye un personaje a la vez ridículo y temible, cambiando (mucho) al del cómic pero que da muy buen resultado mezclando por un lado un lado siniestro y, por otro, todos los remilgos que tiene. Junto a él está su “mano derecha” (que en la película han cambiado de sexo), “Gacela”, una Sofia Boutella bella y mortal y cuyas escenas de acción están rodadas de una manera magnífica.

Kingsman, al (brutal) servicio de su majestad

En resumen, una buena película de acción y espías, llena de ironía y parodia, pero demostrando gran respeto a los orígenes. Una nueva forma, actual y entretenida, de ver este género. Eso sí, recordad que el origen es Millar, así que no llevéis a vuestros pequeños, a pesar de que el tráiler puede parecer bastante inocente. Engaña.

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Eddie the Eagle: Un biopic curioso con la participación de Hugh Jackman 19 diciembre 2015
  2. Febrero se va – TecnoSapien 17 febrero 2016
  3. Febrero se va – Café con podcast 20 marzo 2017
  4. Kingsman: El Círculo Dorado llegará a los cines en octubre 25 abril 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *