1 octubre 2011 Comedia, Musical, Noticias

En el Hollywood actual es muy arriesgado tener personalidad y ser imaginativo y, al mismo tiempo, conseguir un aceptable presupuesto y distribución para hacer tus películas con repartos llenos de estrellas. Sin embargo, Charlie Kaufman ha logrado equilibrar bastante acertadamente ambos aspectos. Tímido y peculiar, el oscarizado cineasta adelantado a su tiempo es posiblemente el más personal de los guionistas en activo, una característica gracias a la que atrae a los mejores nombres del negocio y que lo ha convertido en autor de culto, con proyectos que sorprenden y maravillan.

Su segundo largometraje como director se llamará Frank or Francis y, aunque se describa como una historia sobre los críticos de cine online, su universo de ensueño recoge obviamente mucho más, gracias a personajes modelados en la persona de Kaufman y su ambicioso lenguaje metatextual. Si algo mostraba el escritor en su debut ante las cámaras, la inmensa Synecdoche, New York (que, si no recuerdo mal, no ha llegado a estrenarse en España), es que a través de sus ojos todo es más surrealista, aguanta más capas y abarca más terreno que cuando lo deja en manos de Michel Gondry o Spike Jonze. Con el mundo que mejor conoce, el del arte audiovisual, como mecanismo narrativo, Kaufman acababa recorriendo universos mucho más trascendentales. Esta vez no esperamos menos.

La historia de esta producción sigue los pasos de tres personajes igualmente interesantes que correrán de forma paralela hasta cruzarse en la épica conclusión. Steve Carell es el elegido para interpretar a Frank Arder, un pretencioso director y guionista cuya última película, You, se convierte en una sensación en Hollywood, recibiendo 29 nominaciones a los Oscars, todo un récord. Por si no tuviera suficiente con su doble faceta, Arder interpreta a todos los personajes de su obra, incluyendo al vagabundo protagonista, las mujeres, los niños y los caracteres afroamericanos.

Frente a él estará Jack Black, en la piel de Francis, un blogger perdedor y muy seguro de sí mismo que vive en el ático de sus padres y cuyas cínicas críticas le han valido un seguimiento bastante amplio. El tercer personaje principal lo interpretará Nicolas Cage -quien diera vida dos versiones gemelas de Kaufman en El Ladrón de Orquides-, necesitado de un papel de prestigio como éste. El pequeño de los Coppola será Alan Modell, cómico preparado para presentar los Oscars que es mundialmente conocido por sus papeles en la idiótica Fat Dad. ¿Alguien ha dicho Eddie Murphy?

Por si esto no fuera suficiente, el grandísimo y olvidado Kevin Kline se pasará por la historia dando vida a Jonathan Waller, director de la exitosa Hiroshima, que pierde el premio a Mejor película. Este fiasco hace que él y su hermano Richard inventen el programa de ordenador Richard’s Head, que estudia a través de datos matemáticos todos los guiones exitosos de la historia para crear el libreto perfecto, Dios. Kline será también el animatrónico cerebro computerizado.

¿No os parece lo suficiente meta? Pues sabed que más de la mitad de los diálogos serán cantados, sin explicación alguna y como homenaje al mundo de los musicales. El guion incluye también dos historias de amor, una camarera rumana y dos fantasmales pulgares que discuten la política de Rumanía. Los que han leído el escrito comentan que todo esto es la punta del iceberg. Solo Charlie Kaufman es capaz de lograr luz verde para este proyecto y acabar llevándolo abuen puerto.

Mientras que nos mordemos las uñas por poder catar esta película -que comienza a rodar en enero- sea en el medio que sea (ya que no creemos que el mercado español esté preparado todavía para otra locura de este tamaño), Kaufman no se aburre y sigue puliendo guiones para sus amigos. Hace poco, remodeló el libreto final de Kung Fu Panda 2 (un giro en su carrera) y Spike Jonze -responsable de la adorable Olvídate de Mí– se volverá a poner en breve tras las cámaras para dirigir una sátira política con Joaquin Phoenix.

Porque sabes hacer que nos emocionemos, porque sabes no parecerte a ningún otro, porque te gusta el cine… te queremos, Charlie Kaufman. El Van Gogh del mundo del cine. Solo, esperad unos años.

Vía | The Playlist

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 octubre 2011
  2. Winslet y Keener ponen el rostro femenino al meta-musical de Charlie Kaufman 27 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *