6 mayo 2009 Ciencia-Ficción, Especiales, Opinión, Terror

La saga Alien

Enlace | Primera parte parte del artículo

Tenemos entonces un guión muy original y casi perfecto, una atmosfera de misterio inigualable, un diseño de decorados que son toda una obra de arte y una banda sonora que hace de última pieza para la perfección de este puzle. Pero falta comentar algo muy importante, los efectos especiales. Apartado por el que Alien ganó un Oscar de la Academia.

Es cierto que en varios aspectos no innovaron mucho, ver un plano de las naves en el espacio exterior no avanza mucho de lo que vimos diez años antes en 2001: una odisea en el espacio. Pero lo que verdaderamente destacan son las criaturas. Ver el primer huevo de alien eclosionar es todo un adelanto en aquella época, aunque con un sonido estridente muy de serie B. Igual de adelantados a su época vemos al resto de extraterrestres, con unos movimientos que hoy en día puedan pasar por baratos, pero que supusieron toda una revolución en el cine.


La saga Alien

Esta película está considerada como una de las mejores obras lovecraftianas para la gran pantalla. Es un detalle que no podía pasar por alto, pues soy un apasionado de H.P. Lovecraft. Es una de las películas que más se acerca a su trabajo, más en argumento que en su temática. De esto último también tiene sus pinceladas aunque es cierto que Ridley Scott no hace ninguna referencia explícita, las semejanzas están ahí.

Lo imperante en la trama desde el inicio es adentrarnos en un horror cósmico, mostrando a unos personajes que están atemorizados por enfrentarse a una amenaza desconocida. Esta es la esencia de toda la obra de Lovecraft y a su vez el objetivo de Ridley, que el espectador tampoco sepa que es lo que le espera. Como prueba de esta teoría esta sin duda el trabajo de Giger, un artista totalmente apasionado de la obra de Lovecraft. Incluso se ha encargado de la ilustración de alguna novela relacionada con este maestro del horror cósmico.

Tras tantos años, se conocen muchos datos curiosos del desarrollo de este proyecto. Uno de ellos es que Dan O’Bannon quiso titularla Star Beast (Bestia stelar). Pero más importante fue el cambio de rumbo con respecto al apartado técnico. Walter Hill era en principio director, pero fue sustituido por Ridley Scott. El mismo Hill, reescribió el guión para orientarlo más a la acción, pero también fracasó como una escena de sexo entre Dallas y Ripley, que Scott renunció a filmar para minimizar la calificación por edades.

Pero lo realmente interesante de todas estas historias, son las escenas eliminadas, casi todas importantes, incluso se rodaron varias muertes diferentes para uno de los personajes, Brett. Así que si alguien quiere volver a verla, les recomiendo la edición Alien, el octavo pasajero: El montaje del director que salió a la venta en DVD en octubre de 2003.

Un último apunte sobre el título, aquí en España se estrenó como El octavo pasajero, ya sé lo propensos que son a inventar títulos en nuestro país, pero esto ya me parece un poco retorcido. No sé como sería el panorama a finales de los setenta en los cines españoles, pero lo cierto es que actualmente cualquiera la recuerda como Alien. Más tarde se enmendó corrigiendo el título como Alien, el octavo pasajero, prefiero este último en todo caso antes que el original español.

Y recuerda, “en el espacio nadie puede oír tus gritos”.

Alien, trailer oficial

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. La saga Alien (I): el misterio de Ridley Scott 6 mayo 2009
  2. Bitacoras.com 6 mayo 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *