8 junio 2011 Drama, Noticias, Western

Cualquiera de sus seguidores sabía que tarde o temprano iba a llegar la hora de que Quentin Tarantino hiciera un spaghetti Western, sub-género al que ha homenajeado hasta la saciedad y a cuyo precursor, Sergio Leone, adora por encima de cualquier cineasta. El momento está aquí. El pasado 27 de abril el director acabó de el guion de Django Unchained, un trabajo que le llevará a bucear en el estilo de Leone a través de la historia de un liberado esclavo negro en busca de venganza -epicentro temático de la obra ‘tarantiniana’.

En Django Unchained se reencontrará con antiguos amigos como Samuel L. Jackson y Christoph Waltz, pero el rol del villano principal irá a parar a una actor con menos experiencia en el terreno, Leonardo DiCaprio. El intérprete, está a punto de firmar para ponerse en la piel de Calvin Candie, carismático pero despiadado propietario de Candyland, un club de Greenville, Mississippi, donde las esclavas son explotadas sexualmente y los esclavos se enfrentan a muerte en batallas montadas por sus amos.

Este personaje francófilo que, a pesar de no hablar francés, solo deja que le llamen ‘Monsieur’, se convierte en propietario de la mujer de Django, Broomhilde, en un juego de cartas. Si todo sale bien, DiCaprio volvería a demostrar que es uno de los que mejor elige en Hollywood, lo que le ha llevado a tener una posición de lujo y a trabajar con todos los maestros de la meca del cine, sin la necesidad de producciones rompe-taquillas para triunfar.

El protagonista, que todavía no tiene rostro, se unirá al caza-recompensas alemán Schultz (Waltz) en un viaje que les llevará a intentar recuperar a la esposa. En el bando contrario, Samuel L. Jackson interpretará a Stephen, mano derecha del villano. Después de ser el narrador de Malditos Bastardos y el pianista nupcial de Kill Bill, era la hora de recompensar la fidelidad del protagonista de Pulp Fiction y Jackie Brown con un papel con más chicha.

El intérprete que más se ha acercado al papel de Django hasta el momento es Will Smith, aunque las maneras de estrella y buen chico del antiguo Príncipe de Bell-Air parecen haber dinamitado un contrato que parece nunca se cerrara. Tan poco dado a arriesgarse con sus elecciones y habituado a retocar los guiones, Smith no parece la mejor opción para una película densa y oscura de Tarantino autor. Algunos de los nombres alternativos que suenan por los despachos de los Weinstein son los de Idris Elba (The Wire), Jamie Foxx y Chris Tucker (protagonista de Hora Punta al que Tarantino dio la mejor película de su singular carrera, Jackie Brown), opciones mucho más viables e interesantes.

Vía |Deadline Hollywood

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Don Johnson y Kurt Russell repartirán cera y experiencia tarantiniana en Django Unchained 13 octubre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *