13 enero 2011 Actores, Drama, Noticias

rooneymarasalanderw

Cuando se anunció la noticia -después de hacer muchas pruebas de cámaras con muy diversas actrices- de que la semi-desconocida Rooney Mara sería la encargada de dar vida a la icónica Lisbeth Salander en la adaptación estadounidense de la trilogía Millenium, muchos nos asombramos por una opción que parecía estar a años luz del físico de la hacker ambigua, inteligente y mortífera. Sin embargo, confiábamos plenamente en David Fincher y su toque estético siempre rozando la perfección. Viendo las primeras imágenes promocionales, aparecidas en la revista W, parece que, una vez más, el director ha dado en el clavo y ha logrado transformar a la pequeña, amable y encantadora ex de Mark Zuckerberg en La Red Social en la sueca más reconocible desde Pippi Calzaslargas.

Esta joven de 25 años que fuera protagonista de la secuencia introductoria del film sobre Facebook -una muestra de las cualidades dialogísticas del gran Aaron Sorkin– se encuera para sustituir a la aplaudida Noomi Rapace (ahora también haciendo las Américas, con Sherlock Holmes 2) en Los Hombres que No Amaban a las Mujeres y sus secuelas, después de que incluso ella tuviera sus dudas en el largo proceso de cásting. “Fue duro“, dice Fincher en la revista, “Teníamos a cinco o seis chicas haciendo una audición con la escena de la violación. Las chicas tenían que introducir un consolador por su culo [el del violador de la protagonista]. Esa es la gran escena de Salander, y teníamos que comprobar si podían hacerlo“. Quedaron atrás en el proceso de cásting nombres tan reconocibles como los de Scarlett Johansson, por ser demasiado sexy (“Marilyn en moto“, según el responsable de El Club de la Lucha); Natalie Portman, que estaba “destrozada” tras rodar tres películas seguidas o Jennifer Lawrence (la revelación de Winter’s Bone), que era “demasiado alta“.

El estudio nunca quiso una estrella” y por ello los sueños y pruebas del director fueron hasta lo menos convencional, con Yo-Landi Vi$$er, la cantante de la banda sudafricana de punk Die Antwoord; Sophie Lowe, una desconocida australiana y Katie Jarvis (Fish Tank), como otras de sus opciones.

Pero el premio, y un personaje que marcará una carrera y arrasará en la taquilla (esperamos que no encasillando a su actriz), fue finalmente para la adinerada hija de una dinastía futbolística – los Rooney (propietarios de los Pittsburgh Steelers) y los Mara (poseedores de los New York Giants). Pese a esta obvia paradoja, la trabajadora actriz quiera desligarse de ese manto por completo, y cinco días después de recibir el papel, Mara voló hasta Estocolmo para empezar su entrenamiento, aprendiendo a andar en moto y manejándose en kickboxing. El proceso de transformación física comenzó en ese momento: El tatuaje del dragón en la espalda que da nombre a la versión americana (The Girl with the Dragon Tattoo), la cresta, cuatro agujero en las orejas, piercings en el labio, ceja, nariz y pezones, pese a que antes “ni siquiera tuviera pendientes en las orejas“. Todo perfectamente organizado por este antiguo director de videoclips al que le gusta controlar hasta el último detalle de sus planos, conocido por repetir cada secuencia innumerables veces hasta que todos y cada uno de los elementos en pantalla están estéticamente perfectos, como si de un cuadro se tratara.

Aún con todos los respetos a la obra original de Stieg Larsson, el guion de Steven Zaillian (La Lista de Schindler) cambia aspectos cruciales de la novela que harán saltar de sus asientos a los seguidores más fervientes del best-seller. “Blomkvist (al que encarna Daniel Craig) es menos promiscuo, Salander es más agresiva y, más notablemente, el final – la resolución del drama- ha cambiado por completo. Esto puede ser sacrilegio para algunos, pero Zailian ha mejorado a Larsson, el final del libreto es más interesante“, clama el extenso artículo de W.

Sea como fuere, el film llegará a las salas estadounidenses el 21 de diciembre de 2011, cuando veremos la caracterización de Mara en movimiento, junto al actual James Bond, Robin Wright, christopher Plummer, Stellan Skarsgård o Joely Richardson.

Vía | W

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 13 enero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *