20 septiembre 2009 Noticias

gal_mverdu061g.jpg

Maribel verdú ha dado un paso en su más que congratulada carrera en el cine al ser elegida para recoger el Premio Nacional de Cinematografía en una brilante ceremonia que tuvo lugar en el Festival de CIne de San Sebastián. La actriz dedicó unas palabras a los suyos y las lágrimas se apoderaron de su rostro. Verdú no pudo contener la emoción y dejó que sus sentimientos se apoderaran de la sala en un acto memorable.

Gracias a mis familiares y amigos que tanto me han ayudado, porque los actores somos seres frágiles y necesitamos de los demás para dar lo mejor de nosotros

Las palabras sinceras de la actriz llegaron a todos y dieron buena muestra de su carácter humilde y cercano.

El acto estuvo plagado de personalidades relacionadas con el séptimo arte, pero también con fundaciones, empresas y por supuesto política. Aún así, la ceremonia conservó un interesante halo de calidez e intimidad propio de este festival. Sin grandes luces ni efectos, directo al grano, a premiar a uno de los mayores valores del cine español en la actualidad. Cotizada internacionalmente, Francis Ford Coppola ha requerido sus servicios, no ha tenido el impacto mediático de Penélope Cruz, pero su calidad interpreteativa es como mínimo igual.

Maribel Verdú se encontraba en San Sebastián promocionando su nueva obra de teatro Un Dios Salvaje y aclaró que recibir este premio fue algo totalmente inesperado:

Valoro este premio especialmente porque antes lo han logrado gentes de la talla de Azcona, Paco Rabal y Fernando Fernán Gómez

Ya lo ven, un gran reconocimiento a una gran actriz.

Vía | Diariovasco

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 septiembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *