22 agosto 2010 Acción, Ciencia-Ficción, Noticias

deadpoolwolverine13

En estos días tranquilos de verano Fox y Marvel parecen claramente enfocadas a crear sus próximas super-producciones mutantes, dando un poco más de sí este Universo X-men al que se le puede sacar mucho juego, pero que también puede acabar siendo aburrido y/o repetitivo, dejando atrás sus éxitos de antaño. De momento ninguna de sus cuatro películas ha dado visos de este cansancio, por lo que desde Hollywood siguen a lo suyo. La más clara continuación será, curiosamente, la precuela X-men: First Class que, a semanas del comienzo de su rodaje, completa su reparto y da las claves de lo que es, sin atisbo de duda, el proyecto más interesante de la franquicia en años. En otro orden de cosas, las compañías siguen intentando encontrar unos directores adecuados para llevar a buen puerto Lobezno 2 y el film en solitario de Deadpool (Masacre), para que tomen el relevo de Matthew Vaughn y sus pupilos-X.

El responsable de las destacables Layer Cake, Stardust y Kick-Ass dice querer adentrarse en el mundo de los superhéroes -tras salir precisamente a última hora tanto de Thor como de X-men 3– puesto que cree que el género está a punto de pasar a mejor vida en el celuloide, tras una década de triunfos (y es que todo en el cine, como en la historia, acaba siendo cíclico). Y aunque el director puede ser demasiado pesimista (u optimista, dependiendo de la prisma por la que se mire), nos alegramos de que sea él el que lleve adelante un proyecto que cada vez parece más extraño y diferente a lo hecho antes con los personajes, y con Marvel en general.

Esta precuela a la trilogía original, no sólo contará los orígenes de la convulsa relación entre Xavier (James Mcavoy todavía sin paraplejia ni calvicie) y Magneto (Michael Fassbender) y la creación del Instituto Mutantes, sino que también, situada en los 60, enseñará cómo las diferentes fuerzas políticas (JFK, Martin Luther King) hacen frente a la nueva raza. Con este hilo conector entre las manos, el ahora productor Bryan Singer ha desvelado que la trama tendrá cierto tono y tecnología a lo James Bond, lo que nos llevará a conocer a los villanos del film, la asociación el Club Fuego Infernal, liderada por Sebastian Shaw (Kevin Bacon) y la Reina Blanca Emma Frost, con Alice Eve siendo sustituida por una January Jones (Mad Men) perfecta para un personaje que en la actualidad comiquera es el centro del grupo mutante en la Escuela. En esta trama también tendrá algo que decir la CIA, con un Oliver Platt como un Misterioso Hombre de Negro que se une a un reparto que sigue sumando caras conocidas.

jonesfrost12

Junto a los dos rejuvenecidos protagonistas, sólo veremos a dos personajes reconocidos por películas anteriores, como lo son Bestia (Nicholas Hoult) y Mística (Jennifer Lawrence y Morgan Lilly), adultos y azulados en las originales. Rose Byrne (Daños y Perjuicios), Jason Flemyng (fetiche de Vaughn) o Zoë Kravitz (hija de Lenny) como la Ángel de la etapa Morrison son los últimos en unirse a un cast que contaba ya con Edi Gathegi (Darwin), Caleb Landry Jones (Banshee) o Lucas Till (Kaos). Esperaremos para ver lo que sale de este batiburrilo de ideas e influencias de muy distintas etapas, que incluirá trajes más parecidos a los cómics. A los que no veremos será a Cíclope y Jean Grey, dado que los años sesenta parece una época demasiado adelantada a su nacimiento mutante, e incluso a X-men Orígenes: Lobezno.

De aquélla salen los dos nuevos spin-offs en busca de director. Tras el rodaje de un variado grupo de proyectos, Hugh Jackman está dispuesto a ponerse una vez más en la piel del personaje que le ha dado la fama, de la mano de una Lobezno 2 situada en Japón entre ninjas, escrita por Christopher McQuarrie, por la que se ha caído de la grabación de Avon Man (por suerte). Para ponerse en la silla de director, la productora quiere a un nombre curtido en la acción que no de demasiados dolores de cabezas a Fox en el set, por lo que se ha tanteado a Tony Scott, Matt Reeves (Cloverfield, Let Me In USA), Robert Schwentke y David Slade, siendo este último el mejor colocado.

De una manera muy distinta, el que parece ser el único candidato para dirigir Deadpool es desde hace semanas Robert Rodriguez, dispuesto a darlo todo por pasar con gracia al mercenario bocazas al cine. Los responsables de Zombieland, Rhett Reese y Paul Wernick, han sido los encargados de escribir un libreto que traduzca la locura del personaje, después de ser desprestigiado totalmente al lado de Logan. Ryan Reynolds sigue siendo el principal atractivo comercial y, pese a que éste siga muy interesado en la evolución del proyecto, no sabemos cómo puede reaccionar Warner/DC, ahora que parece decidida a hacer de Linterna Verde una franquicia. Llegue o no a buen puerto, las negociaciones con el responsable de Machete parece cada vez más encantado con el encargo. Lo más curioso es que desde que el personaje llegara a la gran pantalla ha sumado en Marvel aparición tras aparición hasta lograr tener hasta 5 series en el mercado en un mismo mes, algo insólito para Masacre y por lo que seguro que no se quiere tardar en traducirlo en un derivado fuera de las viñetas, retroalimentando la moda.

Vía | BleedingCool

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 agosto 2010
  2. Jessica Alba y Joel McHale, matrimonio de espías al cuidado de la cuarta Spy Kids 9 septiembre 2010
  3. Después de bailar ballet, Aronofsky contempla Lobezno 2 como su próximo film 14 octubre 2010
  4. Lluvia de imágenes y Teaser Póster de X-men: First Class, el (re)nacimiento de una franquicia 21 enero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *