7 septiembre 2009 Noticias

megan-fox.jpg
Una de las actrices del momento, desde luego, tras aparecer en Transformer y quitarle el hipo a los espectadores. Megan Fox se empeña en no digerir bien el éxito que está teniendo, en no disfrutar de la posición privilegiada que tiene no sólo en Hollywood, sino respecto al resto de los mortales que tienen que levantarse todos los días para pagar la hipoteca. La actriz está próxima a estrenar Jennifer’s Body, una película que es una oda a ella y su físico.

Unas declaraciones antiguas de la actriz nos indicaban que está un poco trastornada. Decía que cuando se miraba en el espejo veía a Alan Alda, un conocido actor de avanzada edad, y que no se creía nada atractiva para los hombres. Más recientemente ha comentado que se siente como una prostituta con cualquier escena de sexo que tiene que interpretar. Y ahora, compara a Michael Bay con Adolf Hitler.

Ha dicho que es igual que Hitler, un personaje que no necesita de ninguna presentación aquí, porque es una persona diferente cuando trabaja que cuando está tomándose unas copas por ahí. Que es un maníaco del control, que cualquier cosa que ocurra en el rodaje tiene que ser supervisado por el director Bay (cosa muy,muy,muy rara entre directores…) y que es “rematadamente torpe” en las relaciones sociales fuera del plató.

Si tratas así al director que te encumbró y te lanzó a la fama, es que realmente no entiendes de qué va esto. Cuando se acabe la furia Megan Fox, si es que no es capaz de hacerse un heuco en la industria, veremos qué declaraciones hace esta chica. Si una persona actúa diferente en el trabajo que en casa es comparable a Hitler, apaga y vámonos.

Vía | ElSeptimoarte.net

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *