27 mayo 2015 Ciencia-Ficción, Curiosidades

lo imposible
El próximo fin de semana se estrenará San Andrés, la película de catástrofes que protagoniza Dwayne Johnson, el actor de acción que se pondrá en el papel de un padre que tiene que salvar a su familia de un temible terremoto que surge de la falla de San Andrés, que está situada en California. Será la última de una gran lista de películas que se recrea en la destrucción de una ciudad o del mundo en su totalidad.

Este tipo de películas cuenta como la humanidad, en su conjunto o en una pequeña parte, es atacada por algún tipo de catástrofe, tanto de categoría natural, como un terremoto, una inundación, un gran incendio o vete a saber qué otro gran evento destructor, como a causa de un ser que irrumpe y lo destroza todo. Vamos a repasar alguna de estas historias que han llegado al cine y que, en mayor o menor medida, nos han hecho pasar un buen rato en la butaca viendo como todo se viene abajo.

Godzilla (1954): Algo se había visto ya en el cine, pero la figura de un gran lagarto radiactivo que arrasa una ciudad, en este caso, Tokio,era algo totalmente nuevo. Se montaron dos versiones distintas, una para el mercado japonés que se llamó Gojira y otra para el estadounidense, con Raymond Burr como protagonista occidental, que se llamó Godzilla. Finalmente, así es como se conoció a este inmortal personaje, causante de todas las destrucciones posteriores.

Airport (1970): Dejamos a los monstruos sobrenaturales para centrarnos en lo que se vive a bordo de un avión que va a estrellarse. No es una catástrofe mundial, pero si vas a bordo de ese avión, como si lo fuera. Tensión durante todo el metraje, desde el principio hasta el final.

La aventura del Poseidón (1972): Cambiamos un avión por un barco y la inmensidad del cielo a la del océano. No es solo que haya tenido un accidente, es que además, se pueden ahogar. Inquietante.

El Coloso en llamas (1974): Además de ser un clásico en las navidades televisivas, esta película trasladaba toda la tensión que ya habíamos vivido en un avión y un transatlántico a un edificio. Y funcionaba igual de bien.

Terremoto (1974): San Andrés no es la primera película que ha tenido un gran temblor en tierras californianas como argumento principal. En el siglo pasado ya se contemplaba esta posibilidad y lo vimos en esta película dirigida por Mark Robson.

el coloso en llamas

Independence Day (1996): Nos vamos acercando a la actualidad y vemos una de las películas que unen catástrofe y ciencia ficción, con extraterrestres incluídos. Menos mal que teníamos a Will Smith por allí lo solucionó todo junto a Jeff Goldblum.

Twister (1996): Los fenómenos meteorológicos son la excusa perfecta para hacer una buena película de catástrofes. Esta vez nos vamos al medio oeste americano para ir buscando tornados. Incluso uno de las más grandes, que es el que lo destroza todo.

Dante’s Peek (1997): Volcanes, gente huyendo de las explosiones y muchos muertos, como ha de ser una película de este tipo. No vino sola, ya que en otra producción del mismo año, Volcán, este entraba en erupción en mitad de Los Angeles.

Titanic (1997): Si entra el Posidón, es inevitable que el transatlántico insumergible entrara en esta lista. Una catástrofe que no fue la primera de este tipo, pero sí la que más víctimas produjo. Y además, oye, a ver quien dice que es mala…

Deep Impact (1998): Un meteorito va a impactar contra la Tierra y causará un tremendo desastre. Está claro que la película de meteoritos es Armaggedon, pero está tiene una escena memorable, la del tsunami, que supera con mucho a la de Willis.

La Tormenta perfecta (2000): George Clooney se enfrenta a una gran tormenta en alta mar y se salva por los pelos. No está mal para un pequeño pesquero que se encuentra con este problema.

El día de mañana (2004): Si asustan las tormentas, los tornados, los terremotos y los tsunamis, nada mejor que unirlo todo y hacer que el planeta entero se vaya al garete en unos días. Apocalipsis en estado puro.

Deep-Impact

2012 (2009): Y lo anterior, multiplícalo por 1000 y tienes esta película. John Cusack vs los elementos.

Lo imposible (2012): La aportación española a estas películas catastróficas. Un relato basado en hechos reales y que vivieron unos turistas en el maremoto de Tailandia. Otra vez, la escena del agua, la más espectacular.

Tres días (2008): Permíteme que añada esta película de Francisco Javier Gutiérrez. Tenemos un meteorito, pero en lugar de ir a destruirlo (para eso están los yankis), vemos cómo afecta a la gente de la calle que se sepa que en tres días la Tierra quedará arrasada por el impacto. Una pequeña maravilla que no muestra, pero deja ver.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *