4 abril 2009 Acción, Animación, Comedia, Críticas

Monstruos unidos

Si algo hemos aprendido de la filmografía animada de Dreamworks es que nos entrega películas sin más pretensiones que la de entretener y divertir, y posiblemente sea esa característica la que hace a Monstruos contra Alienígenas tan especial. La nueva aventura de la productora de Shrek no es comparable con Wall-E u otro de los títulos de Pixar, pero tampoco lo intenta ya que el producto ofrecido no es el mismo.

En una hora y media, y con unas espectaculares visiones en 3D, el film nos regala acción y aventuras a cascoporro, en una historia más cercana al género superheroico y la ciencia ficción que a la sucesión de chistes que el tráiler mostraba. Es verdad que el guión y el desarrollo de personajes no es su fuerte, pero sus giros argumentales constantes y variadas secuencias de enfrentamientos intergalácticos hace que no te de tiempo para el aburrimiento. Las tres dimensiones hacen además que la épica se acrecente, y demuestra que haberla rodado directamente en el formato intru 3D ha mejorado mucho una experiencia que nos deja momentos de lujo en el que será el formato del 2009.

La parte cómica la ponen unos caracteres venidos de la cinematografía de ciencia-ficción y monstruosa de los años 50, unos seres llenos de carisma que beben directamente de los actores que los doblan en la versión original. Rabia me da no haber podido disfrutar de esta reparto all-star que, como ya digo, no solamente pone voz a los personajes. Interpretes de la talla de Reese Witherspoon, Seth Rogen, Hugh Laurie, Will Arnett, Kiefer Sutherland, Rainn Wilson y Paul Rudd se encarnan en una serie de excentricidades diseñados a su medida. Mientras que Jeffrey Tambor, Amy Poehler, Ed Helms, Renée Zellweger y John Krasinski cuentan con cameos rápidos. Con esto en mente, tenemos que apuntar que los “secundarios” brillan más que una demasiado típica protagonista –Carolina Cerezuela en la española- quizás también por la menor comicidad de la actriz a la que devoran las bestias pardas del humor.

Presi Colbert

Aunque yo destacaría por encima de todos a un reconocible Stephen Colbert (adorado por mí) dando vida al descacharrante presidente que siempre quiso ser, en una de las secuencias más divertidas del metraje, con innumerables detalles que recuerdan a Teléfono Rojo. Precisamente, son esos homenajes constantes para los cinéfilos los que harán disfrutar también a un público más adulto que no tenga complejos para ir a ver una película a pasar el rato. Encuentros en la Tercera Fase, Star Trek, E.T. o La Mujer y El Monstruo, todas tienen sus referencias en la película.

En conclusión, Monstruos contra Alienígenas consigue con nota los objetivos señalados y hace que estemos a un paso más cerca del futuro. Incluso se coloca por encima de otras obras de Dreamworks que, aunque tampoco tenían pretensiones, cometían el error de caer en el aburrimiento.

Dicho esto, y viendo cómo evolucionan las tres dimensiones, permitidme que se me haga la boca agua cada vez que pienso en el Avatar de James Cameron y lo que éste puede significar para las salas comerciales.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 abril 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *