19 diciembre 2010 Musical, Noticias

El género musical es clave para entender gran parte de la historia de Hollywood, pero durante las últimas décadas las películas con canciones nunca han llegado a recobrar el poder que una vez tuvieron. Un pequeño número de obras han conseguido éxitos de taquilla y de crítica, y en los pasados dos años hemos visto como sonados fracasos de la talla de Nine o Burlesque han hecho las perspectivas de los estudios muy poco esperanzadoras. Sin embargo, el televisivo éxito de Glee puede volver a cambiar las cosas en el show-business, tanto en televisión como en cine.

Por una parte, New Line Cinema ha metido el acelerador a la adaptación de la obra de Broadway Rock of Ages, que comienza a sumar caras conocidas a su reparto secundario. Mientras tanto, Warner está creando un musical exclusivamente para el talento de Robert Downey Jr. y, por último, Disney cuece la divertida propuesta de Bob The Musical con los directores de la aplaudida cinta de animación Lluvia de Albóndigas.

La primera, la que se encuentra en un estado más avanzado de las tres, se basa en la obra homónima que desde 2006 lleva triunfando en EEUU rodeada por música de los 80 compuesta por Bon Jovi, Styx, Twisted Sister o Poison. La historia, reescrita por Michael Arndt (Pequeña Miss Sunshine, Toy Story 3), se centra en una joven belleza del medio-oeste americano que viaja hasta Los Ángeles siguiendo sus sueños de convertirse en una actriz. Con los jóvenes protagonistas todavía sin fichar, los secundarios parece que serán cubiertos por caras muy reconocibles. Tom Cruise está bien posicionado para dar vida a la estrella del rock Stacee Jaxx (un papel que podría venirle bien tras revisitar Misión Imposible); Alec Baldwin sería Dennis, antiguo músico y propietario del bar en el que la protagonista comienza su carrera; la cantante y actriz esporádica Mary J. Bigle se metería en la piel de Justice, directora de un club masculino; y Gwyneth Paltrow aterrizará en el musical, después de que desde las altas esferas pensarán como nosotros. Por supuesto, la rubia y carismática Taylor Swift ha sido rumor recurrente para el papel principal.

El director y coreógrafo Adam Shakman, todo un adicto de escribir confusamente en Twitter, parece dejar claro a través de las redes sociales que todas las negociaciones van viento en popa. El responsable de llevar a la gran pantalla Hairspray (película que comparte el buen rollo de esta) se ha convertido en todo un adicto del género, produciendo la bailarina saga de Step Up, creando destacables piezas para divertimento de los internautas, y clamando en los Oscars que produjera, por boca de Hugh Jackman y Beyonce, que el musical estaba de vuelta.

Continuará…

Vía | The Wrap

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 19 diciembre 2010
  2. Los musicales vuelven a probar suerte en Hollywood (II): Robert Downey Jr. y Disney cantan 19 diciembre 2010
  3. Clint Eastwood hace nacer a la estrella dentro de Beyoncé 22 enero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *