19 marzo 2009 Actores, Noticias

natasha_richardson.jpg

La actriz Natasha Richardson, perteneciente a una de las grandes sagas de actores británicos, no ha podido superar los traumatismos sufridos en un terrible accidente de esquí y ha fallecido la madrugada pasada con tan solo 45 años.

Richardson era hija de la mítica actriz Vanessa Redgrave y del cineasta Tony Richardson. Estaba casada con el actor Liam Neeson con el que tenía dos hijos de 12 y 13 años.

La actriz británica desarrolló una exitosa carrera en el teatro, gracias a la cual ganó numerosos premios. El más importante fue el Tony que recibió por su papel en la versión de Cabaret dirigida por Sam Mendes, con el que volvería a participar en el montaje de Un tranvía llamado deseo.

Su carrera en el cine estuvo marcada por altibajos. En los noventa participó en películas como Creadores de sombras, con Paul Newman, El cuento de la doncella, con Robert Duvall, o El pico de las viudas, dirigida por John Irvin. Tras un parón profesional para cuidar de sus hijos, volvió al cine para participar en el remake de Tú a Londres, yo a California.

En los últimos años, sus papeles en el cine fueron de carácter secundario, como en Sucedió en Manhattan, junto a Ralp Fhienes, con el que compartiría pantalla también en La condesa rusa. El año pasado cumplió su sueño de trabajar con su madre, Vanessa Redgrave, en la película El atardecer, de Lajos Koltai. Su último papel para el cine fue la cinta Wild child, todavía inédita en España.

Una trágica e inesperada pérdida para el mundo de la interpretación. Hasta siempre.

Vía | El País

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *