23 octubre 2009 Festivales, Noticias, Premios

adamshankman

Antes de encontrar un presentador adecuado para la octogésimo-segunda gala de los Oscar, la Academia siempre tiene que hacerse con los servicios de dos productores que marquen el ritmo y tono de la noche. El año pasado dieron una sorpresa al contratar a la pareja formada por Laurence Mark y Bill Condon. Con ellos no teníamos nada a lo que atenernos ya que, aunque el primero fuera un importante productor de la industria y el segundo un director y guionista ganador de una estatuilla y con gusto por los musicales (Chicago, Dreamgirls), ninguno se había visto nunca en una situación como aquélla. Pero mágicamente el experimento funcionó, por lo que se les volvió a ofrecer el trabajo, pero tenían otros proyectos en los que sumergirse.

Mark continúa con su ocupada vida de productor con películas como lo nuevo de James L. Brooks, mientras que Condon tiene en cartera el piloto cómico sobre el cáncer con Laura Linney de protagonista The C Word para Showtime y el biopic sobre Richard Pryor. Por ello la Academia ha tenido que buscar un remplazo, claramente respetando la técnica que tan buenos momentos nos dio el pasado febrero, y contratando a una pareja de productor/director con similar experiencia. Los elegidos son Bill Mechanic y Adam Shankman.

Al tiempo que Mechanic es conocido por su carrera como alto ejecutivo de Fox (para la que dio Titanic o Braveheart), Shankman es el director de la divertidísima Hairspray y alguna película de dudosa calidad como Más allá de los sueños, Un Canguro Superduro o Se Armó la gorda, además del encargado del hit de internet Prop 8: The Musical. Incluso ha sido recientemente contratado para adaptar el ochentero Rock of Ages desde Broadway al celuloide. Sin embargo, su labor más conocida es la hecha en el mundo de la coreografía, lo que quiere decir que la gala seguirá posiblemente teniendo el aire musical por la que relució el pasado año.

El primer trabajo de la pareja es encontrar presentador, una tarea para la que varias webs estadounidenses ya están haciendo sendas porras ¿Será el año en el que vuelva Billy Crystal? ¿Es verdad que al fantástico Hugh Jackman le han recomendado no repetir tan pronto? ¿Por qué Steve Martin sigue estando año tras año en la lista final y siempre acaba rechazando (junto a Tina Fey estaría genial)? ¿Sigue queriendo Kevin Spacey presentar? ¿Hacemos caso a Jackman, y dejamos presentar al especialista Neil Patrick Harris? Todas estas preguntas y muchas más esperemos que sean respondidas en unas pocas semanas.

Vía | The Hollywood Reporter

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 23 octubre 2009
  2. Steve Martin y Alec Baldwin, curiosos presentadores de Oscars 4 noviembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *