27 octubre 2010 Aventura, Directores, Noticias

el-hobbit1.jpg

Todo es culpa siempre del vil metal. Las subvenciones estatales fue lo que estuvo muy a punto de dejar a Nueva Zelanda sin su Hobbit. Los directivos de la Warner se trasladaron hasta allí para cerrar el traspaso del rodaje a tierras europeas, pero al final el gobierno local cedió: colaborarán.

Peter Jackson estaba encontrando más problemas de los deseados en aquellas tierras, que ya conocen de sobra la historia de Tolkien, y decidió marcharse. Las protestas no fueron pocas, incluso un almacén del director acabó siendo incendiado misteriosamente.

Ahora el gobierno neozelandés ha prometido colaborar con unos suculentos 30 millones de dólares contantes y sonantes. Además, se ha ahorrado un buen montón de manifestaciones y huelgas y ha permitido a muchísimos trabajadores de la industria del cine conservar su empleo.

Martin Freeman encabezará el reparto encarnando al carismático Bilbo Bolsón. La única pena es que ya tendremos que esperar a las navidades de 2011 para poder ver esta maravilla. Merecerá la pena.

Vía | Elmulticine

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 octubre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *