23 febrero 2009 Festivales, Noticias, Opinión

111.jpg

Una película de belleza estética insuperable, un trabajo artístico inigualable, una tarea de reconstrucción de un siglo de la historia estadounidense. No se le podía escapar a El curioso caso de Benjamin Button, recoge el Oscar a la mejor dirección artística.

La gran vencedora de las nominaciones, recoge su primer premio, en este caso uno de los denominados “técnicos”. Las quinielas augura un fracaso para esta película en esta ceremonia, habrá que ver si es capaz de acapara algo más que premios técnicos.

Imagen | elmundo.es

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *