23 febrero 2009 Festivales, Noticias, Opinión

101.jpg

Mi nombre es Harvey Milk era la favorita a mejor guión original, y sobre todo la que debía ganar. Un jovencísimo Dustin Lance Black, recoge el merecido Oscar que seguro marcará su carrera. Esta categoría ha sido impredecible, pero nadie puede reprochar este premio. Aunque muchos querían que este reconocimiento recayera sobre Wall·E o Escondidos en Brujas.

Ahora esta gran historia, que narra la vida política del concejal Harvey Milk hasta su asesinato, se coloca en muy buena posición, cuando en principio nadie apostaba con ella. Habrá que estar pendiente al resto de categorías principales, pero esta claro que este no será el único Oscar para esta cinta.

Imagen | elmundo.es

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Comienza la sesión « Mitad cine mitad verdad 2 marzo 2009
  2. Tráiler de Virginia, Dustin Lance Black se pasa a la dirección con complicaciones 20 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *