23 febrero 2009 Festivales, Noticias, Opinión

171.jpg

Al igual que con la entrega del premio a mejor actriz, salen a escena cinco grandes actores para presentarlos y hablar de los nominados. En esta ocasión los encargados de la presentación son Robert De Niro, Ben Kingsley, Anthony Hopkins, Adrien Brody y Michael Douglas.

Ahora llega la gran sorpresa de la noche y casi la única, el Oscar a mejor actor es para Sean Penn por Mi nombre es Harvey Milk. Me faltan calificativos para este premio, tanto porque se merece este segundo Oscar, como por se la sorpresa más grata de la noche. Sean no defrauda ni en el discurso, que para mi es de los mejores de la noche. Aunque no tanto como su actuación, que es de las mejores de su carrera y sin duda la mejor del pasado año.

Imagen | elmundo.es

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *