25 febrero 2012 Comedia, Noticias, Premios, Trailers

Gracias a su extensa y divertida participación en La invención de Hugo, Sacha Baron Cohen no solo ha logrado trabajar con uno de los directores más prestigiosos de la historia del cine sino que incluso ha conseguido cierto prestigio entre unos académicos que han reverenciado el nostálgico film de Martin Scorsese. El cómico británico, sin embargo, lleva meses centrado en su última creación alocada y satírica, un nuevo personaje que sigue la estela de Ali G, Borat y Brüno y en el que se caracterizará durante la campaña de promoción mundial.

Con estas cartas sobre la mesa, la ceremonia de los Oscars parecía un momento ideal para que Baron Cohen diera el pistoletazo de salida a su agotadora ronda de transformaciones. La ceremonia dominical era el momento perfecto para dar a conocer a The Dictator. No obstante, al darse cuenta de la posibilidad de invitar al incontrolable intérprete, el productor Brian Gazer y la academia sintieron el miedo en el cuerpo. La (desmedida) solución: prohibirle la entrada al acto.

Tras meses huyendo de la polémica, el actor podía tirar por la borda la pulcritud con la que están preparando una gala que tendrá sus momentos claves en el regreso Billy Crystal y las soporíferas actuaciones del Circo del Sol. Una ceremonia donde ni siquiera se atreverán a escenificar la genial pareja de canciones nominadas (Man or Muppet de Los Muppets es particularmente genial).

Con el maquiavélico lema “No hay buena o mala publicidad, lo importante es que se hable de ti” bajo el brazo, Baron Cohen no ha podido hacer otra cosa que aprovecharse del acoquinamiento de los académicos. Su particular dictador de Wadiya lanzó entonces este vídeo específicamente diseñado para sus “enemigos” (y los seguidores de Internet que ya comienzan a hablar de la cinta sin parar):

Vista toda la publicidad gratuita que habían concedido, a los responsables de los Oscars no les ha quedado otro remedio que levantar el veto, y re-invitar a un Sacha Baron Cohen que ya ha confirmado con algarabía que aparecerá en la alfombra roja completamente caracterizado (esperad a ver las preguntas que le hacen esos simplones presentadores siempre preocupados por el modelito de turno). No podía ser de otra manera. Jaque y mate.

En España tendremos que esperar hasta el 13 de julio para ver The Dictator (dos meses más tarde que en EEUU), pero mientras tanto el camaleónico secundario de Swenney Todd sigue labrándose una destacada carrera colaborando con los mejores directores del panorama mundial. La época de premios del año que viene le reunirá con Tom Hooper en el musical Los Miserables y con Quentin Tarantino en el western Django Unchained. El actor, que incluso recibió una nominación al Oscar por su hilarante guion de Borat, tiene pendiente además un biopic de Freddie Mercury guionizado por Peter Morgan. Su físico y carácter es perfecto para dar vida al vocalista de Queen, y ésta podría ser su verdadera prueba de fuego en el celuloide. Entre tanto, continuará haciendo estas locuras publicitarias que siempre salpimentan los momentos más aburridos.

Vía | Deadline Hollywood

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 febrero 2012
  2. La ceremonia de los Oscars 2012, en directo 27 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *