24 mayo 2010 Festivales, Noticias

palma de oro cannes 2010

Ayer cerró el Festival de Cannes su 63ª edición con pocas sorpresas con respecto a los premiados, pero haciendo justicia a un merecido vencedor. Si alguna película tenía que llevarse la Palma de Oro era la cinta que presentó al concurso el tailandés Apichatpong Weerasethakul. La crítica fue unánime durante el festival y su proyecto significaba la vuelta del buen cine a un festival que para mi cojeaba desde hacía algunas ediciones.

Uncle Boonmee who can recall his past lives (El tío Boonmee que recuerda sus vidas pasadas), es la apuesta de este realizador con nombre y apellido impronunciables, que ha encandilado a todo el continente. Ahora está más a la vista del publico generalista, y es algo de agradecer para que el mundo pueda contemplar su obra, una película que tras lo que han comentado los críticos se encuentra en mi punto de mira. Y es que hacía mucho tiempo que no veía tanta unanimidad en un director con menos nombre que sus contrincantes.

Hay que tener en cuenta que le ha ganado la partida a otros grandes que se encontraban en Cannes como Mike Leigh, Abbas Kiarostami, Kitano, Mikhalkov, Ken Loach, Tavernier o González-Iñarritu. De entre todos los halagos de la prensa podemos tomar como referencia al periódico Libération, que recibía a la cinta tailandesa como "la última esperanza de que en la sección a competición surgiese el cine". Apúntense el nombre de este realizador, yo ya estoy buscando ver no solo está película sino sus trabajos previos.

En el apartado de la interpretación femenina, la actriz Juliette Binoche encandiló al jurado con su interpretación en Copie conforme, una cinta dirigida por el realizador Abbas Kiarostami. Se trata de uno de los pocos premios que no tenía aun en su poder la actriz, tras una carrera muy premiada que incluye un Oscar y un Bafta entre otros gracias a su interpretación en El paciente inglés.

Toca ahora la parte que los medios españoles ofrecen como más destacada, lógico tratándose de un actor español. No he visto la película como para opinar sobre la interpretación de Javier Bardem, pero el clásico tufo a política y subvenciones que rodean siempre a sus premios, nunca a sido un actor muy respetado para mi. Menos aun después de ver al esperpento de los Oscars que protagonizo Penélope Cruz recogiendo una estatuilla por una actuación que ni mucho menos era lo mejor de aquel año.

Sobre todo me produce una sonrisa como los medios generalistas patrios pasan de puntillas sobre el hecho de que el premio a la mejor interpretación masculina, no le ha sido otorgado a Bardem en exclusividad por su papel en Biutiful, sino que lo comparte con Elio Germano por su interpretación en La nostra vita. Y que conste que soy seguidor del cine del realizador mexicano Alejandro González Iñárritu. Pero es que siempre andamos con la misma historia en nuestro país, cuando sería más deseable mostrar al público español obras de arte como la que supone la película ganadora de la Palma de Oro y no darle tanto protagonismo a un actor que ha recibido un premio compartido.

Vía | La Cosa Rosa

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 mayo 2010
  2. San Pancracios 2013 21 marzo 2013
  3. San Pancracios 2013 16 abril 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *