29 noviembre 2010 Actores, Noticias

Ser cómico en el mundo de la interpretación nunca es tan agradecido como ser actor dramático, pues, aunque siempre tenga a un público que le apoye, los premios y sus compañeros nunca le tendrán demasiado en cuenta. Leslie Nielsen comenzó su carrera como actor dramático en televisión y con recordados roles en Planeta Prohibido o La Aventura del Poseidón, pero por lo que realmente se dio a conocer es por ser actor cómico. Nielsen siempre será el icónico personaje de las parodias absurdas de David Zucker, Jerry Zucker y Jim Abrahams que, aunque con el paso del tiempo hayan decaído en calidad, permanecerán vivas en nuestra memoria y en la historia del cine. Ahora, después de 5 décadas y poco reconocimiento a sus años de experiencia, este gran cómico del cine americano deja la vida, habiendo trabajado infatigablemente hasta sus 84 años.

Será extraño ver la enésima spoof sin las míticas canas de este intérprete al que últimamente incluso hemos visto en el cine español con Spanish Movie y que tenía en cartera dos nuevos proyectos de este calado, de muy bajo presupuesto y cada vez más cutres. Una neumonía que llevaba acarreando desde hace tiempo le ha sacado de la actuación, donde se había convertido en uno de los pocos octogenarios todavía trabajando en Hollywood (junto a Betty White, Christopher Lee o Carl Reiner).

El estilo de humor de estas parodias rápidamente se hizo antiguo y repetitivo, pasado los noventa, pero a muchos de nosotros ya nos habría marcado la niñez y adolescencia, sobre todo gracias a su personaje fetiche. El teniente Frank Drebin nos divertiría en la serie Agárralo como Puedas (Police Squad) para después capitanear el film homónimo (The Naked Gun en inglés) y sus secuelas. Gracias a ellas podemos olvidarnos de las menores Stan Helsing, Superhero Movie o las últimas Scary Movie, donde siempre se le reservó un rol privilegiado. En su obra quedan también, además de incontables apariciones televisivas, Drácula, un muerto muy contento y feliz de Mel Brooks, Mr. Magoo, Espía como Puedas y, por supuesto, Aterriza Como Puedas (en una época donde desde España nos dio por titular todas sus películas con este latigillo).

Adiós a un icono; adiós a un hombre que siempre que aparecía en pantalla parecía alegrarnos el día; adiós, al fin y al cabo, a un personaje que repartía buen rollo allá donde llegaba, con un carácter amable, mucha mala leche y un rostro de asombro que marcó una época en la comedia. Siempre será un placer ver en celuloide su vitalidad y ganas de divertir, pese a que muchas veces estuviera rodeado de talentos mucho menores.

PD: Queda para los anales también su prueba de cámara para Ben-Hur, un curioso documento de cuando todavía no portaba canas:

Make them laugh!

Vía | IMDB

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 noviembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *