7 octubre 2014 Estrenos, Thriller

Perdida: crisis matrimonial in extremis
Tras cosechar grandes críticas, este próximo dia 10 de octubre llega a nuestros cines Perdida, dirigida por David Fincher y protagonizada por Ben Affleck y Rosamund Pike.

Basada en el best-seller de Gillian Flynn, Perdida narra la desaparición de la mujer de Nick Dunne. La presión policial y mediática hace que el retrato de la feliz unión de Nick empiece a tambalearse. Pronto sus engaños y extraño comportamiento llevarán a todo el mundo a preguntarse: ¿es el responsable de la desaparición de su mujer?

Tomando como punto de partida el éxito editorial, nos llega la versión cinematográfica de Perdida, dirigida por David Fincher, una desbocada carrera a través de nuestra moderna cultura mediática que nos lleva hasta los oscuros y profundos secretos de un matrimonio norteamericano, con todas sus promesas en las que no se puede confiar, sus inevitables engaños y su comedia negra.

La pareja situada en el centro del relato está compuesta por un escritor neoyorquino sin éxito, Nick Dunne, y su esposa y ex niña famosa, Amy, que ahora tratan de llegar a fin de mes. Fincher nos presenta esta perfecta felicidad matrimonial contemporánea llena de aristas y recovecos.

Perdida: crisis matrimonial in extremis

El día de su quinto aniversario de boda, Amy desaparece. Nick se convierte en el principal sospechoso, envuelto en una niebla de comportamiento equívoco. Amy se transforma en el cacareado objeto de un frenesí mediático, mientras que su búsqueda (esté viva o muerta) se desarrolla ante los ojos de un mundo sediento de revelaciones.

La desaparición de ella se convierte en una especie de laberinto de espejos en el que unos secretos tentadores y salvajes conducen a otros secretos. Los acontecimientos que se desarrollan están repletos de sobresaltos y complicaciones, pero las dudas que permanecen son de las que, cortando con precisión de bisturí, llegan hasta el hueso: ¿Quién es Nick? ¿Quién es Amy? ¿disfrazamos nuestra personalidad real para agradar a nuestra pareja y a nuestros amigos?

Perdida: crisis matrimonial in extremis

Perdida es una película que mezcla varios géneros: podemos encontrar un intenso drama doméstico, un ‘film noir’, una película de detectives, una reflexión sobre la actual crisis económica o una muy ácida crítica a todos los medios de comunicación y cómo moldean personajes sin preocupación por la verdad. Flinch es un cineasta muy orientado a los detalles y con un gran gusto por los misterios (véanse “Seven”, “El club de la lucha”, “Zodiac” o “La chica con el tatuaje del dragón”). Ahora nos presenta una película que se desliza hacia atrás y adelante de la historia de Nick a Amy, con yuxtaposiciones sutiles y malvadas.

Perdida: crisis matrimonial in extremisFincher acierta en varios de los elementos de este ‘thriller’ que tiene más de un giro y que es bien complicado resumir. Fincher toma como base la novela de Gillian Flynn, vuelve a hacer antropología a ritmo de thriller, mostrándonos una disección tanto de las relaciones personales actuales (Flynn ha dicho, en tono irónico, que la película podría “romper parejas”), como de los medios de comunicación contemporáneos, crueles e inmisericordes. La película se pregunta: ¿Cuánto sabe Nick de su esposa? Pero lo que está realmente preguntando a los espectadores es: ¿Cuánto sabemos cualquiera de nosotros sobre nuestra pareja? Una pregunta sencilla pero con resultados catastróficos.

Por otra parte, el casting de Fincher es de nuevo impecable: Ben Affleck ofrece el equilibrio adecuado de galán y marido desbordado por las circunstancias. No obstante, sin duda quien más brilla es Rosamund Pike como Amy. Su interpretación de Pike en esta película no se puede describir sin spoilers. Solo se puede disfrutar de sus interpretaciones y amarla u odiarla profundamente.

Perdida: crisis matrimonial in extremis

Lo mismo se puede decir para prácticamente cualquiera de los personajes secundarios. Los más sólidos son Carrie Coon como la hermana de Nick, y Kim Dickens y Patrick Fugit como detectives deliberando sobre la inocencia o culpabilidad de Nick, representando los vaivenes de la opinión del espectador.

Tal vez con un comienzo algo lento, cuando el thriller arranca completamente, Fincher nos lleva de viaje por una montaña rusa de secretos de pareja, secretos familiares y disfraces para con nuestros vecinos, aliñados con la voracidad de los medios de comunicación por conseguir la historia más cruenta, sin importar el precio. Una historia de amor y pasión que nos hará emocionarnos, temblar y reflexionar. Igual que los protagonistas y sus familias, después de resolver la desaparición de Amy, no volveremos a ser los mismos.

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 octubre 2014
  2. Estrenos de la semana: 10 de octubre de 2014 10 octubre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *